Niños

El cuidado de nuestros familiares y personas queridas conforma una de las mayores preocupaciones en nuestras vidas. Son las personas que durante muchos años nos han rodeado de cariño, nos han apoyado y nos han hecho sentir especiales, únicos y sobre todo, felices. Nuestros padres, nuestras personas mayores, las que han dado todo por nosotros, son ahora quienes necesitan atención.

Nuestros hijos son para nosotros el  mejor regalo que la vida nos ha podido dar. Su bienestar es fundamental y por ello siempre hacemos lo imposible por proporcionarles los mejores recursos, educarlos lo mejor posible y ante todo, primamos que su cuidado y atención sean los adecuados.

Las navidades se presentan para muchos como un periodo de descanso y disfrute de los seres queridos. En esta época tradicionalmente familiar, las comidas, cenas y reuniones con los demás miembros no dejan indiferente a nadie y ocupan una parte importante de nuestro tiempo y del de nuestros pequeños.

A lo largo de toda nuestra vida nos vemos forzados a tomar multitud de decisiones que seguros estamos de antemano,  cambiarán nuestro destino de una forma radical y para siempre. El mejor ejemplo es cuando nos disponemos a ser padres, tanto el alcance de la elección en nuestras vidas, como por la cantidad de familias a las que afecta.

Cuando salimos de las fronteras del sol y calor que nos acogen e intentamos establecer comunicación con cualquier persona nativa intentando chapurrear el inglés mientras los demás turistas polacos, húngaros, portugueses, alemanes se desenvuelven con soltura, es el momento en el que nos preguntamos: ¿por qué los españoles no dominamos el inglés?

Con la llegada del mes de septiembre los pequeños de la casa se reincorporan a sus aulas, cada año con un poco más de dificultad y exigencia por parte del profesorado.  Los primeros días, incluso semanas se revelan muy amenos; el buen tiempo que aún prevalece, el interés que despiertan las nuevas asignaturas y el reencuentro con los amigos ayudan a mitigar el caos mental que puede producir un cambio tan repentino de hábito.

Llama gratis
Contáctenos