Niños

Cientos de familias se encuentran con este dilema en el mes de septiembre. Dejamos atrás el verano y damos la bienvenida a la rutina. Por ello, es muy probable que los peques de la casa no puedan quedarse con los padres, y no todos tenemos la posibilidad de dejarlos con abuelos u otros familiares que puedan hacerse cargo de ellos mientras los padres trabajan.

Una de las noches más especiales y mágicas es la del 6 de enero, el día de Reyes. Y especialmente si en la casa hay niños. Pero los más pequeños no son los únicos que viven con emoción este día. Los adultos vuelven a su infancia por un día.

El momento de ver la cabalgata, el nerviosismo de los niños durante la noche del 5 de enero o el ansia y la impaciencia al abrir los regalos son varios de los momentos clave de esta festividad.

Llama gratis
Contáctenos