Personas Mayores

Este verano no te preocupes por dejar a tus mayores solos durante las vacaciones, no sufras agobio por no encontrar a nadie de confianza a quién confiar el cuidado de los niños ese fin de semana romántico y tampoco te desanimes si tus personas queridas enferman y no puedes asistirlas porque en Interdomicilio, tenemos lo que estás buscando.

El cuidado de nuestros familiares y personas queridas conforma una de las mayores preocupaciones en nuestras vidas. Son las personas que durante muchos años nos han rodeado de cariño, nos han apoyado y nos han hecho sentir especiales, únicos y sobre todo, felices. Nuestros padres, nuestras personas mayores, las que han dado todo por nosotros, son ahora quienes necesitan atención.

El dolor es un fenómeno sumamente complejo causado por mecanismos neuropatológicos o por estímulos nocivos sensoriales que afecta a todos los seres humanos a lo largo de su vida. Si bien es verdad que puede proceder de una patología o disfunción concreta, también puede aparecer como crónico. Aún siendo considerado como algo subjetivo que se modifica por la memoria individual y emociones de los sujetos, el dolor crónico debe tratarse como una enfermedad en sí misma, según la directora de la Fundación Grünental, Isabel Sánchez Magro.

Con la acentuación de la crisis en la sociedad española y la continuada inhabilitación de horarios paternos de acuerdo con el calendario escolar, los abuelos se han convertido en lo nuevos cuidadores de los niños. Según la encuesta europea SHARE (Survey of Health, Ageing and Retirement in Europe), más de un tercio de los abuelos se hacen cargo de sus nietos al menos una vez por semana en nuestro país. Estos datos que contrastan con los de los países escandinavos, cuya proporción de abuelos obligados a asistir a sus descendientes se reduce a la mitad, revelan que las estructuras familiares y las relaciones generacionales en el territorio español aún distan de parecerse a países con mayores índices de desarrollo.

Llama gratis
Contáctenos