Cómo obtener prestaciones de servicios para personas dependientes

prestaciones-para-personas-dependientes

La Ley de Dependencia y la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia son las que se encargan de regular este tipo de prestaciones.

Los servicios que se prestan van enfocados en mejorar la autonomía personal, así como en proteger y atender a las personas. Estos servicios pueden prestarse a través de entidades publicas y privadas acreditadas.

¿Qué requisitos básicos son necesarios?

La persona debe tener una dependencia estable, es decir, no reversible. Además, es necesario residir en la CCAA en la que se solicite y haber residido durante cinco años en España y los dos últimos que sean consecutivos.

¿Quiénes pueden solicitar las presetaciones?

Los destinatarios de estas prestaciones suelen ser personas mayores con dependencia física o intelectual.

La solicitud puede ser realizada por la propia persona que padece esta dependencia, o por un familiar o representante legal. Si se diera el caso de que se necesitará puede solicitarlo una administración pública.

En la solicitud se rellena un formulario y se adjuntas unos datos específicos necesarios, así como un informe médico.

¿Qué documentos suelen solicitar?documentos-para-solicitar-presetaciones

  • El DNI de la persona dependiente y/o del representante legal que lo solicite en su lugar.
  • Certificado de empadronamiento.
  • La última declaración de la renta.
  • Un informe social realizado por los servicios sociales de cada CCAA.
  • Informe medico en el que se recoge el diagnóstico sobre la realización de Actividades Básicas de la Vida Diaria.

Después de la solicitud y la entrega de documentación, la Administración Pública realizará una última valoración en el domicilio de la persona dependiente. Posterior a esta visita se comunica la resolución de la solicitud, las prestaciones recibidas variaran según el grado de dependencia.

¿Cuáles son los grados de dependencia?

Grado I: dependencia moderada. Se necesita ayuda para distintas actividades básicas de la vida diaria, suelen ser una ayuda de una vez al día.

Grado II: dependencia severa. La persona necesita ayuda para diferentes actividades básicas de la vida diaria, dos o tres veces al día.

Grado III: gran dependencia. La persona necesita ayuda para distintas actividades básicas de la vida diaria unas cuantas veces al día y requiere de la presencia permanente de un cuidador.

¿Cuáles son las ayudas a personas dependientes?

  • Servicio de prevención de dependencia y promoción de la autonomía.
  • Centros de día.
  • Atención social domiciliaria.
  • Teleasistencia.
  • Servicios residenciales en diferentes modalidades.
  • Formación y acompañamiento a las personas cuidadoras.
  • Posibles prestaciones económicas:
    • Prestación vinculada a un servicio (atención domiciliaria, centros de día o residencia).
    • Prestación al cuidador no profesional.
    • Prestación de asistente personal.

Escribe un comentario

quince + 20 =

Llama gratis
Contáctenos