Recomendaciones para la administración de medicamentos a mayores

Cuando nos encontremos en la situación de ser las personas encargadas de cuidar o atender en cierta manera a personas mayores debemos ser conscientes que probablemente deberemos ser las personas que controlemos y mantengamos el seguimiento de la medicación que tome esa persona.

Tips y consejos para la administración de medicación

medicacion-para-personas-mayores

En muchas ocasiones, al tratarse de personas mayores, nos encontramos con que la persona debe seguir varios tratamientos diferentes y que pueden ser incompatibles o necesitar un orden de administración muy concreto.

Además, debemos conocer que efectos secundarios pueden tener los medicamentos, si es necesario consumir algo antes de suministrarlo, o si tiene una periodicidad de administración muy concreta.

Pautas para la administración de medicamentos a personas mayores

Administrar de forma correcta la medicación conlleva una preparación y control previo a la toma por parte de los familiares o el cuidador/cuidadora. En Interdomicilio contamos con cuidadores profesionales capacitados para el control y administración de los medicamentos a personas mayores de la forma adecuada.

Independientemente de quién sea la persona encargada del control de la medicación, un familiar o cuidador, podemos seguir una serie de pautas que nos ayuden a realizar este seguimiento y administración de una forma segura y efectiva.

  • Intenta comprar los medicamentos un día concreto de la semana y cada cierto periodo de tiempo, también es mejor ir siempre a la misma farmacia. Creando esta rutina de compra es más sencillo llevar el control de toda la medicación y de cuándo se necesita volver a comprar para tener siempre lo necesario.
  • Crea una tabla organizativa donde aparezcan los medicamentos que ha de tomarse, las dosis de cada uno, las horas en las que se lo debe tomar y algún otro aspecto que consideres relevante, como los efectos secundarios o si es necesario tomarlo con un alimento o bebida concreta.
  • Guarda los medicamentos por tipología y en un lugar adecuado según las características del medicamento. Organízalos por uso diario y puntual y por tipo de medicación o patología que trata. Y guárdalos en sitios frescos y sin luz o en la nevera, según este indicado en el prospecto.
  • Intenta simultanear tomas, de esta manera reducimos las veces que tiene que tomarse la medicación, porque se toma varios medicamentos de vez, hacerlo siempre después de que el médico de cabecera haya dado su aprobación. Con ello nos aseguramos que no se olvide ninguna toma y aportamos calidad de vida a la persona por la comodidad que esto supone.
  • Utilizar un pastillero. Esta pauta es una de las más conocidas y usadas por todos. Su uso nos ayuda a un control mucho más rápido y sencillo ya que nos evitamos abrir cada caja en cada toma. Además, nos permite organizarlo por horas o días y nos permite organizar los medicamentos independientemente de que se ingieran enteros o por mitades.
  • Anotar la fecha de caducidad de los fármacos. Podemos apuntarla en la tabla organizativa antes mencionada, en el recipiente que lo guardemos o en una nota o agenda que tengamos a la vista.

1Comentario

  • Nora Rey Castellanos
    Posted at 08:20h, 13 marzo Responder

    Me gusto mucho lo de la tabla de registro de medicamentos, allí también se puede registrar la fecha de compra de los mismo. Gracias

Escribe un comentario

dos × uno =

Llama gratis
Contáctenos