Decálogo para la alimentación de mayores

Alimentarse de forma saludable es siempre recomendable, pero aún más en edades avanzadas. El organismo no asimila los alimentos de la misma manera cuando una persona es mayor. El intestino y el hígado no absorbe igual los alimentos y la actividad física disminuye también con la edad. Por ello debemos tener especial atención en la comida.

El decálogo de la buena alimentación para nuestros mayores

Una persona sin tiempo para cuidar de su salud es como un mecánico sin tiempo para cuidar de sus herramientas.

¿Qué beneficios nos aportará una alimentación saludable?

  • Ayudará a conservar un buen aspecto físico
  • Disminuirá las posibilidades de padecer enfermedades crónicas

Decálogo para la alimentación de mayores

1 Consumo de líquidos

El consumo de agua y otros líquidos es muy importante, y más dependiendo de la época del año. El agua es uno de los elementos más olvidados en nuestra dieta, pero es sin duda uno de los más vitales.

2 Los cereales

Consumir cereales, pasta, arroz o pan es necesario, y si es posible, que estos sean integrales. La fibra evitará los problemas de estreñimiento.

3 Verduras y hortalizas

Consumir diariamente este tipo de alimentos es más que recomendable, dos veces sería lo ideal. Una de ellas en crudo, otra de ellas cocida o en forma de puré para aquellos que tengan problemas de masticación.

4 Los lácteos

El queso, la leche o el yogur contienen calcio, que ayuda a reducir problemas con los huesos tan comunes en edades avanzadas. Si existen desnatados será más recomendable incluso.

«Comer es una necesidad, pero comer de forma inteligente es un arte».- La Rochefoucauld.

5 De todo, pero poco

Realizar cinco comidas al día de poca cantidad es la mejor solución a problemas digestivos, así llevaras mejor la cuenta de lo que comes. Una alimentación equilibrada es primordial para la prevención de enfermedades.

6 No abuses de los alimentos pre-cocinados

Sabemos que es la manera más fácil y rápida de encontrar algo para comer, pero muchos de ellos poseen una gran cantidad de azúcar, sal o grasa. Evita la bollería, los embutidos, las latas y las comidas preparadas con muchas salsas.

7 El vino con moderación

El alcohol en exceso puede provocar taquicardias o una subida de tensión. El riesgo de la ingesta de alcohol a estas edades se debe al gran consumo de medicamentos. Pero una pequeña cantidad puede ser cardio-saludable.

8 Alimentos masticables

Los dientes son cada vez más delicados, por ello, alimentos blandos y suaves facilitarán la masticación. Caldos, flanes o pasteles evitarán riesgos.

9 Evitar las grasas

Cocinar con aceite de oliva puede ser una solución para evitar el colesterol alto, y olvidarse de los fritos o postres con mucha grasa. Los problemas cardíacos, comunes en edades avanzadas, requieren una atención especial a través de la alimentación.

10 Mantente activo

Para controlar el peso una actividad ideal es el paseo. Conservarás la tonalidad muscular y tú elegirás la distancia que quieres recorrer en función de tu condición física.

También te puede interesas nuestro post sobre cómo evitar las excesivas ingestas en las personas mayores.

Sin comentarios

Escribe un comentario

diecinueve − doce =

Llama gratis
Contáctenos