Hipersomnia en ancianos.¿Cuántas horas de sueño necesitan?

hipersomnia-en-ancianos

La hipersomnia se podría definir como el trastorno del sueño que produce la necesidad de dormir a todas horas. Además, el sueño nocturno se puede alargar más de 10 horas. La hipersomnia tiene gran presencia durante la vejez. Esto es debido a las alteraciones del sueño por el paso del tiempo. El sueño es más fragmentado y el ritmo cardiaco se acorta, por lo que se alteran las horas de descanso aumentando la necesidad de dormir durante el día. En algunos casos puede indicar algún declive cognitivo.

Síntomas de la hipersomnia

Los adultos deben dormir una media de 7 – 8 horas diarias. Aunque cuando van pasando los años, en la vejez, el sueño es menos profundo. Y no siempre es debido a una enfermedad.

La hipersomnia es un trastorno involuntario ya que se duerme más horas de las necesarias sin poder evitarlo.

Los principales síntomas que produce este trastorno en las personas mayores son la siguientes:

  • Fatiga y cansancio constante
  • Cambios de conducta. Se puede convertir en una persona más irritable. Pueden afectar también a la autoestima de la persona.
  • Pérdida sensorial.
  • Problemas de movimiento. Dormir más de lo necesario provoca que los huesos se resientan produciendo a su vez otras enfermedades.
  • Confusiones al despertarse.
  • Pérdida o aumento de apetito
  • Perdida de la memoria a corto plazo.
  • Menor control de las emociones
  • Modo de hablar ralentizado y lento

¿Cómo prevenir este trastorno?

La hipersomnia se puede prevenir siguiendo una serie de hábitos.

  1. Realizar ejercicios de respiración. Ya que ayudan al paciente a dormir mejor y a relajarse.
  2. Apagar el móvil antes de irse a dormir.
  3. Evitar las discusiones o las preocupaciones antes de acostarse ya que sino el paciente tendrá mayor dificultad para dormir y la calidad del sueño será peor.
  4. Establecer una hora para irse a dormir. Lo mejor para conciliar el sueño con facilidad es irse todos los días a la misma hora a dormir.
  5. Mantener la habitación alejada de todo tipo de ruidos.
  6. Dormir una media de 8 horas diarias. El cuerpo habrá descansado suficientemente.
  7. Abstenerse de realizar cenas copiosas. Ya que el cuerpo tardará más en digerirlo y será más difícil conciliar el sueño.
  8. No realizar esfuerzos físicos ni ejercicio antes de dormir.

Causas de la hipersomnia en ancianos

Hoy en día, todavía se desconocen cuáles son las causas que pueden originar este trastorno. Aunque algunos expertos revelan que puede estar originado por diversos trastornos y enfermedades.

Algunas de ellas son las enfermedades neurológicas, las cuales afectan directamente al sueño. También pueden estar causadas por las enfermedades respiratorias dando lugar a apneas del sueño o por enfermedades infecciosas como la sepsis. La somnolencia se puede producir en caso de que se produzcan fiebres altas y sea más difícil conciliar el sueño.

Entre los trastornos más comunes que pueden causar hipersomnia son la uremia, el síndrome de piernas inquietas y la fibromialgia.

Otra de las causas en algunos casos, puede estar producida por determinados fármacos cuyos efectos secundarios afecten al sueño y produzcan somnolencia. En este caso, se tendrán que eliminar todos aquellos fármacos que produzcan al paciente hipersomnia.

Por último, la hipersomnia puede ser el origen de una enfermedad propia del sueño como la hipersomnia idiopática o la narcolepsia.

Sin comentarios

Escribe un comentario

veinte − 14 =

Llama gratis
Contáctenos