Personas Mayores

Con la acentuación de la crisis en la sociedad española y la continuada inhabilitación de horarios paternos de acuerdo con el calendario escolar, los abuelos se han convertido en lo nuevos cuidadores de los niños. Según la encuesta europea SHARE (Survey of Health, Ageing and Retirement in Europe), más de un tercio de los abuelos se hacen cargo de sus nietos al menos una vez por semana en nuestro país. Estos datos que contrastan con los de los países escandinavos, cuya proporción de abuelos obligados a asistir a sus descendientes se reduce a la mitad, revelan que las estructuras familiares y las relaciones generacionales en el territorio español aún distan de parecerse a países con mayores índices de desarrollo.

El envejecimiento cada vez más acusado de la población y la proliferación de tasas muy bajas de natalidad son aspectos caracterizan a las sociedades desarrolladas de hoy en día. En un futuro no muy lejano, el aumento de la esperanza de vida provocará en gran medida (está claro que no solo este será el único factor) que en proporción del cómputo total, haya menos gente joven, menos adultos y en cambio más trabajadores mayores y más pensionistas. Las estimaciones indican que el porcentaje poblacional en Europa por encima de los 65 años en  el año 2050 estará en torno al 30 %, y el 11 % tendrá más de 80 años.

Cada día es más difícil para las familias cuidar y cubrir las necesidades de las personas mayores debido a las obligaciones del día a día. Tampoco es sencillo encontrar personas de confianza que puedan realizar los servicios de asistencia a domicilio.

Los teléfonos de teclas grandes están diseñados para facilitar la vida cotidiana de nuestros abuelos o de cualquier persona con alguna discapacidad visual o auditiva. El objetivo principal es que un mayor número de personas que antiguamente no podían utilizar el teléfono, puedan realizar sus gestiones diarias a través del uso de este canal de comunicación.

Llama gratis
Contáctenos