Bronquitis y neumonía en personas mayores

bronquitis-y-neumonia-en-ancianos

¿Qué es la bronquitis?

Es la inflamación de los bronquios, que son las conexiones entre los pulmones y la tráquea. En la bronquitis, los bronquios se cubren de mucosidad impidiendo que el aire circule de forma natural. Esto provoca dificultad a la hora de respirar y un sonido agudo. Formando parte de estos bronquios están los alvéolos, cuya función es intercambiar el dióxido de carbono y el oxígeno.

La bronquitis no tiene nada que ver con el resfriado, que está provocado por un virus, y que afecta a las cavidades nasales y a la faringe. Existen varios tipos, siendo el más común el causado por lesiones físicas, principalmente provocadas por el humo, tabaco o polvo.

Síntomas de la bronquitis en personas mayores

Los síntomas de la bronquitis son parecidos a los de la gripe, como la fiebre, mucosidad en exceso o tos seca. La gran diferencia respecto a los síntomas de una gripe común son la dificultad al respirar, presión en el pecho y ese sonido agudo tan característico llamado sibilancia.

Tratamiento para la bronquitis en ancianos

Normalmente se recetan medicamentos para actúen contra la fiebre y la tos. Es recomendable beber muchos líquidos que provoquen la disolución del moco para su expulsión. También se pueden consumir caramelos de miel que calmen la irritación de la garganta.

¿Qué es la neumonía?

La neumonía, sin embargo, es una infección que afecta al pulmón, provocada por pequeños organismos en el interior de los alvéolos. Esta infección provoca un daño en los pulmones que es detectable mediante una radiografía.

Síntomas de la neumonía en ancianos

Los síntomas suelen manifestarse mediante dolor en el tórax, fiebre alta y tos con expectoración (flemas), a veces incluso sangre. También puede causar cansancio, dolor de los músculos y dolor de cabeza.

Tratamiento de la neumonía en personas mayores

El tratamiento para la neumonía suele administrarse a través de antivirales y antibióticos.

Es importante acudir al médico para un correcto diagnóstico y seguimiento,

sobre todo el caso de personas mayores, ya que a veces es más difícil la detección.

También te puede interesar nuestro post sobre «Tratamientos para la gripe y el resfriado en la tercera edad».

Sin comentarios

Escribe un comentario

4 × cuatro =

Llama gratis
Contáctenos