Trucos de limpieza y orden

A la hora de contratar un servicio de duración considerable, al igual que cuando compramos un producto de importante desembolso económico y esperanza de vida larga, solemos sopesar mucho nuestra decisión última.

Si la duda que nos ronda la cabeza es acerca de contratar nuestro servicio doméstico, valoramos factores como la confianza que nos proporcionan las empleadas, su formación y experiencia, factores económicos, flexibilidad en el servicio, seguridad…

Hacer la colada, limpiar de forma rápida los baños, fregar la cocina o quitar un poco el polvo de la habitación suponen tareas que  podemos despachar de forma rutinaria, pero cuando hablamos de una limpieza a fondo, las cosas cambian. Retirar los productos de cada armario de la cocina para limpiarlo, limpiar de forma detallada la campana extractora, extraer la suciedad y cal de los baños, quitar el polvo a los tambores de las persianas, ordenar los armarios o darles un buen repaso a las cristaleras que llevan al jardín, no nos ocupan precisamente unas horitas de nuestro tiempo libre.

Las rutinas y el encasillamiento tradicional de algunas costumbres o hechos hacen que en ocasiones nos cueste plantearnos otras opciones. Las tareas del hogar han sido seguramente parte de nuestra vida cotidiana durante mucho tiempo y eso puede provocar que a priori nos cueste plantearnos la posibilidad de contar con un apoyo en nuestro hogar.

Parece que al invierno le cuesta llegar a la península mientras todos nuestros compañeros centroeuropeos y nórdicos ya están viviendo la cuarta estación del año desde hace ya unas semanas. El buen tiempo afecta a nuestra personalidad y a nuestra manera de vivir y de afrontar las cosas. Más que demostrado está que el sol posee gran parte de las vitaminas necesarias para vivir y que esta luz que nuestra estrella irradia es un gran remedio contra las patologías depresivas.

Llama gratis
Contáctenos