Cómo limpiar suelos flotantes de manera correcta

¿Te interesa conocer como realizar la limpieza de una tarima flotante?

Te lo explicamos a continuación:

Muchas veces limpiar una tarima flotante puede resultar más difícil de lo que parece. Los suelos de este tipo de material son resistentes al frío y suelen durar mucho tiempo. Por lo general su instalación es bastante sencilla, ya que no requiere eliminar el suelo ya existente y se puede colocar encima. Además, las tablas se suelen montar de manera sencilla, y están creadas a base de madera sintética o natural. Su durabilidad es larga, sobre todo si se realiza un mantenimiento de forma correcta.

Pasos a seguir:

01/03 Quitar el polvo

Para realizar la limpieza de manera correcta es aconsejable eliminar el polvo antes de humedecerlo. Para ello, utilizaremos una aspiradora o una escoba en su defecto. De esta manera la limpieza posterior se realizará con más comodidad

02/03 Fregar el suelo

Este paso requiere especial atención, ya que el exceso de agua puede producir el levantamiento del suelo. Lo ideal es usar agua templada, o preferiblemente caliente para ello. La fregona debe absorber el agua suficiente y la limpieza se realizará en la misma dirección que las vetas de madera.

03/03 Sacarle brillo

Para este último paso podemos usar productos específicos que podrás encontrar en cualquier supermercado para que quede mucho más brillante, o incluso aceite de oliva.

¿Qué vamos a necesitar para realizar esta limpieza?

  • Aspiradora
  • Fregona
  • Bayeta
  • Agua

 

Importante tener en cuenta:

  • Utiliza protectores para las patas de tus muebles, sillas y mesas. Con ello impedirás que se estropee la tarima y que haya rozamiento.
  • Si se mancha por alguna razón, ya sea por la caída de algún líquido, o el barro de unos zapatos, es aconsejable que lo limpies lo antes posible para que no se quede ninguna señal.
  • No utilices productos que tengan componentes abrasivos, ya que dejarán marcas que no podrás eliminar y acabarán con el brillo, dejando una superficie mate.
  • Utiliza alfombrillas en los accesos a la vivienda, para evitar que entren residuos y suciedad pudiendo dañar el suelo.
  • Si usas cortinas o estores evitarás que el sol incida directamente sobre la superficie, secándola y deteriorándolo a lo largo del tiempo.
  • En el caso de que sea una tarima sintética, no la enceres, estas no se comportan de la misma manera que las tarimas de madera natural.

 

También te puede interesar nuestro post sobre trucos para el mantenimiento de tu mesa de madera.

Sin comentarios

Escribe un comentario

catorce + 8 =

Llama gratis
Contáctenos