Baja cotización de las empleadas del hogar

Baja cotización de las empleadas del hogar

Se estima que, en la actualidad, dos tercios de las trabajadoras del hogar siguen sin contar con una situación regulada, según fuentes del diario EL PAÍS. El sector del servicio doméstico lo ocupan en su gran mayoría, mujeres, y podría considerarse colectivo más desprotegido de todo el sistema laboral.

Si bien es verdad que, a empresas-de-limpiezapartir del 2012, el sector logró un gran hito con la promulgación de la famosa Ley del Servicio Doméstico, sigue siendo un colectivo generalmente discriminado e incluso en ocasiones, explotado. Bajo el titular “Las empleadas del hogar quieren dejar de ser invisibles”, el diario citado anteriormente destacaba ayer la difícil situación que viven muchas de las trabajadoras del servicio doméstico, en situaciones laborales “bilaterales desequilibradas” y por la que cientos de trabajadoras se han reunido en Madrid para tratar el asunto, en una situación “excepcional, habida cuenta de que pertenecen al sector laboral más atomizado y disperso que pueda existir”.

Más de medio millón de Empleadas Domésticas en España

Se estima que hay más de 600.000 empleadas del hogar en España, un sector que lejos de disgregarse, se ha fortalecido dado a nuestro estilo de vida y al surgimiento de asociaciones, entidades y una legislación que protege a sus trabajadores. Aun así, solo el 30% de los empleados de hogar cotiza a la Seguridad Social, un dato que puede considerarse alarmante, no solo por la cifra en sí misma, sino por la escasez de concienciación que sigue perdurando, pese a que hoy en día, es obligatorio regular a todas y cada una de las trabajadoras que prestan servicio en hogares de terceros.

Hasta el cambio de legislación, solo existía la obligación de regularizar la situación de la empleada a partir de 20 horas de trabajo semanal. La llegada de esta normativa estableció un salario mínimo, así como creó un Régimen Especial de Empleadas del Hogar a través del cual, los empleadores pueden regularizar a sus trabajadoras, aportando unas contingencias a la Seguridad Social por debajo a las del Régimen General de la Seguridad Social – lo cual supone un desahogo para el bolsillo del empleador y un impulso a la contratación legal. También se estableció el derecho a percibir un subsidio de incapacidad temporal, no a partir del día 29 de baja, como marcaba la antigua legislación, sino a partir del cuarto.

Pese a todo, los colectivos siguen reclamando mejora en sus condiciones. Para ellos, la eficacia de la ley ha sido limitada porque como se puede comprobar, solo se benefician de ella una tercera parte de los trabajadores, situación que también ha podido promover el endurecimiento de la crisis económica, especialmente con tendencias de salarios a la baja, y necesidades al alza.

Ahora, las empleadas del hogar piden que España se adhiera al convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que fue aprobado en 2011 y que establece la obligación de equiparar de manera absoluta la situación de las empleadas domésticas con el resto de empleados. Queda mucho por hacer en un sector que ha tenido el apoyo de las administraciones durante los últimos años, pero en el que hay todavía mucho espacio de mejora y protección a quienes más sufren los vacíos del nuevo sistema.

 

FUENTE: El País.

No Comments

Post A Comment

Trece + Once =

Llama ahora
Contáctenos