Podología geriátrica

Podología geriátrica

La Podología ha ampliado su actuación a diferentes campos para conseguir un mejor y más óptimo cuidado de los pies, muestra de esto es la Podología Geriátrica.

A lo largo de la vida nuestros pies han soportado mucho peso, han andado mucho y sus músculos, huesos y articulaciones también se ven afectados por el envejecimiento. El paso del tiempo y los problemas no corregidos hacen que los pies de la gente mayor requieran una adecuada atención para mantener una buena movilidad.

Una persona de edad avanzada puede tener muchos problemas si el cuidado de sus pies no es el adecuado. Suelen

tener dificultad para cortarse las uñas de los pies al no tener suficiente flexibilidad o las herramientas necesarias. Esto es un inconveniente porque pueden producirse pequeñas heridas que se infecten y den lugar a problemas mayores.

Las personas mayores requieren una valoración periódica y curas podológicas continuas debido también a las complicaciones relacionadas con los trastornos crónicos propios de la edad, tales como artritis, diabetes y trastornos vasculares.

Aconsejamos los cuidados periódicos realizados por el podólogo, ya que el cuidado de los pies durante la tercera edad, junto con tratamientos ortopédicos adecuados, pueden mejorar la independencia del anciano y prevenir caídas, aumentando su autoestima y mejorando notablemente su calidad de vida.

No Comments

Post A Comment

dieciseis + cuatro =

Llama ahora
Contáctenos