Limpiar la cocina es una de las tareas del hogar de las que nadie se libra. Por el uso diario que hacemos de ella requiere de una limpieza básica continua y una limpieza más consistente semanalmente.

Al ser una zona muy utilizada y en la que cocinamos es inevitable que se ensucie y que con el paso del tiempo se vaya acumulando grasa y polvo en diferentes zonas. Por eso, es muy común y aconsejable realizar limpiezas profundas de toda la cocina (muebles por dentro y por fuera, vitrocerámicas, azulejos, nevera por dentro, etc.) cada cierto tiempo.

¿Cómo podemos disminuir la cantidad y la rapidez con la que se acumula la suciedad en nuestra cocina?

  • Limpia frecuentemente los aparatos que más uses. Es muy común olvidarse de limpiar frecuentemente aparatos como el microondas, horno, nevera, etc. Y cuando nos disponemos a hacerlo hay tanta cantidad de suciedad incrustada que el trabajo se nos multiplica. Intenta hacer una limpieza más o menos recurrente de estos aparatos y evita que se acumule la suciedad.
  • Limpia detalladamente algunos utensilios. Es muy importante que cuando empleemos utensilios como el colador, la tabla de cortar, el pelador, … hagamos una limpieza detenidamente, ya que en ellos pueden quedar restos de comida que con el paso del tiempo se conviertan enLimpiar trapo gérmenes.
  • Limpia diariamente la encimera. En ocasiones puede parecer que luce limpia, pero no debemos olvidar que en ella apoyamos todos los alimentos y materiales que empleamos a la hora de cocinar. Por ello, es fundamental hacer una limpieza diaria para eliminar todos los gérmenes que se acumulan en ella y asegurar que los alimentos no entran en contacto con ellos.
  • No utilices los mimos trapos para todo. Es fundamental emplear un trapo para cada tarea. En ellos se acumulan gran cantidad de gérmenes y no tiene sentido moverlos de una zona a otra por no cambiar de trapo en cada uso.
  • Limpia la vitrocerámica después de cada uso. Debes limpiarla en frío y después de cada uso, así evitarás que se queden elementos de comida incrustados.
  • No te olvides del extractor de humos. Es importante mantenerlo limpio para que pueda extraer los humos correctamente. Intenta hacer una limpieza rápida semanalmente. Retira la grasa exterior con un paño desengrasante y limpia también las rejillas con desengrasante o metiéndolas en el lavavajillas.

¿Necesitas ayuda con la limpieza de la cocina?

En Interdomicilio podemos ayudarte con nuestros servicios de limpieza recurrentes o puntuales. Podemos hacer un mantenimiento semanal de la limpieza de tu cocina o si lo prefieres podemos hacer una limpieza profunda de forma puntual. Puedes rellenar el siguiente formulario para obtener información sobre nuestros servicios.

Comparte esta noticia

También te puede interesar:

2 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

dos + veinte =

¿Necesitas más información sobre nuestros servicios? Rellena este formulario y contactaremos contigo para informarte y facilitarte un presupuesto

    ¿Dónde necesitas el servicio? *

    ¿En qué podemos ayudarte?

    Si quieres trabajar con nosotros registrate en nuestro portal de empleo

    Contacta Ahora