Cómo limpiar tu frigorífico paso a paso

limpieza-pisos-leon

Cómo limpiar tu frigorífico paso a paso

El frigorífico es una de las partes centrales de la cocina que debemos mantener siempre totalmente limpio, puesto que es donde se conservan gran parte de los alimentos que consumimos. Las condiciones de higiene y seguridad deben ser minuciosas de esta manera también evitaremos los malos olores.

Muchas veces no se le presta la atención que necesita: se sobrecarga de alimentos, se derraman alimentos o se dejan alimentos durante demasiado tiempo en su interior. Es imprescindible no descuidar las normas de higiene. Esto nos garantiza que lo que consumimos está en buenas condiciones. Además de estar incluida en la limpieza rutinaria, debe sumarse una limpieza a fondo de forma periódica. En este artículo te enseñamos cómo hacerlo.

Limpiar la nevera paso a paso

  1. Vacía la nevera. Quita todo lo que haya en el interior de la nevera. Esto te permitirá limpiarla con mayor comodidad. Desenchufa la nevera antes de todo, en el caso de que tengas un frigorífico tipo combi (nevera con congelador) procura consumir los alimentos congelados para que o se estropeen y no los vuelvas a congelar ya que rompes la cadena del frío.
  2. Retira las partes desmontables. Retira las partes desmontables como baldas, estanterías, cajones y lávalas en el fregadero con agua y jabón con la ayuda de un estropajo y una bayeta. Déjalos secar y repasa con un paño para asegurarte de que están secos.
  3. Limpia tanto el interior como el exterior del frigorífico. Frota el interior de la nevera con un trapo húmedo para eliminar restos de comida. Utiliza una solución de agua con vinagre si quieres evitar usar productos químicos. Es fundamental prestar atención a la puerta, limpia las gomas y las juntas de la puerta con la ayuda de una bayeta jabonosa. Si lo requiere utiliza también un estropajo para eliminar los restos de comida más resistentes. De esta manera evitarás los malos olores en tu frigorífico. El frigorífico también ha de quedar limpio por fuera, por lo que deberás retirar los imanes u otros objetos que tengas pegados en la puerta y fregar su exterior con una bayeta humedecida.
  4. Vuelve a colocarlo todo. Introduce de nuevo las partes desmontables que has retirado anteriormente. Luego, introduce los alimentos previamente limpiados, comprobando las fechas de caducidad.
  5. Limpieza periódica del refrigerador. Limpia tu frigorífico de manera periódica. De esta manera estará limpio, y por lo tanto, los alimentos se conservarán con mayores garantías de seguridad. En el día a día, presta atención para que no se ensucie retirando posibles derrames o mancha de alimentos de manera inmediata.
No Comments

Post A Comment

trece − 11 =

Llama gratis
Contáctenos