¿Qué es la fibrosis quística? Síntomas y tratamiento

que-es-la-fibrosis-quistica

La fibrosis quística se trata de una enfermedad hereditaria y crónica muy grave para la salud. principalmente afecta al sistema digestivo y a los pulmones. Esta enfermedad produce una disminución en el contenido de agua, potasio y sodio. Además, pueden llegar a producirse infecciones en zonas del sistema reproductor, pulmón, hígado y páncreas.

Síntomas de la fibrosis quística

Los síntomas que se mencionan a continuación pueden indicar que se sufre la enfermedad de fibrosis quística

  • Fatiga
  • Estreñimiento
  • Pérdida de peso
  • Sudor salado
  • Dolor de estómago
  • Infecciones respiratorias
  • Congestión nasal
  • Tos persistente y continua
  • Sinusitis, rinitis y poliposis nasal
  • Mala absorción de las grasas
  • Infertilidad en los hombres y descenso de la fertilidad en las mujeres
  • Insuficiencia pancreática

Tratamiento para la fibrosis quística

Al ser una enfermedad genética, la fibrosis quística no se puede prevenir, pero sí que existen diferentes tratamientos para suavizar los dolores y mejorar la calidad de vida de los pacientes, ya que de momento no se conoce ninguna cura.

  • Las vacunas o antibióticos son útiles para abrir las vías respiratorias y erradicar todas las infecciones posibles.
  • Llevar a cabo una mejor nutrición siguiendo una dieta rica en proteínas o ingeriendo suplementos vitamínicos.
  • Realización de ejercicio físico de hasta tres veces por semana.
  • Evitar cualquier espacio con humo o tabaco
  • En los casos más graves, se podría realizar una cirugía como un trasplante de pulmón o otras medidas para evitar el sangrado en los pulmones.
  • Realizar técnicas de limpieza de las vías respiratorias para que se encuentren limpias.

Estos tratamientos persiguen tres objetivos principales para llevar a cabo una mejor calidad de vida de los pacientes:

  1. Eliminar toda la mucosidad posible de los pulmones
  2. Controlar y evitar las posibles infecciones producidas en los pulmones
  3. Tratar y prever la obstrucción intestinal

Recomendaciones

  1. Realizar ejercicio físico regularmente. Ayudará a mejorar el estado de salud del paciente y a mantener correctamente el sistema respiratorio y cardiovascular.
  2. Hidratación. Las personas que padecen esta enfermedad pierden una gran cantidad de sales por medio del sudor. Por eso, es muy importante beber gran cantidad de agua, incluso cuando no se tenga sed.
  3. Seguir el tratamiento. Es indispensable seguir el tratamiento indicado por el médico ya que puede ser clave para tener una mejor calidad de vida.
  4. Seguir una dieta saludable. Se debe basar en una dieta rica en grasas con suplementos vitamínicos. Con el objetivo de que tu cuerpo consiga suficiente energía.
  5. Realizar fisioterapia. La fisioterapia respiratoria es imprescindible para abrir las vías respiratorias evitando así cualquier tipo de infección.
  6. Evita cualquier espacio con ambientes contaminantes. Cualquier espacio con humo o polvo puede resultar perjudicial para los pulmones.
  7. Mantener una buena higiene de manos. Es aconsejable lavarse las manos con agua y jabón. Así, se evitan cualquier tipo de contacto con gérmenes y obstrucciones.
  8. Revisar los niveles de glucosa. Es importante consultar los niveles de glucosa regularmente. De lo contrario, puede ocurrir que se diagnostique diabetes al paciente.
  9. Vacúnate contra la gripe. Con el objetivo de disminuir el riesgo de infecciones que afecten directamente a las vías respiratorias.
  10. Consulta con su médico. En caso de cualquier duda, el paciente deberá contactar con su médico de cabecera.

En este artículo encontrarás información acerca de otra enfermedad que actualmente tampoco tiene cura pero existen diversos tratamientos para aminorar sus síntomas.

Sin comentarios

Escribe un comentario

diecinueve + quince =

Llama gratis
Contáctenos