Esclerosis Múltiple – Tratamientos, síntomas y diagnóstico

que-es-la-esclerosis-multiple

La Esclerosis Múltiple es una patología relacionada con el sistema nervioso central y puede producir discapacidad, haciendo que los nervios se vayan estropeando. La Esclerosis Múltiple no dispone de cura, pero sí existen tratamientos específicos para calmar sus efectos.

¿Qué es la Esclerosis Múltiple?

Los síntomas relacionados con la Esclerosis son muy variados dependiendo de la situación de las zonas afectadas. Éstos pueden manifestarse en forma de entumecimiento y poca fuerza en las extremidades. También puede ocasionar merma de la visión y a veces, dolor en los ojos, hormigueo en algunas partes de cuerpo, falta de coordinación o cansancio.

Causas:

No se conocen ciertamente las causas de la Esclerosis Múltiple, pero se sospecha que existen virus que desarrollan una irregularidad en el sistema inmunológico.

Esta anomalía provoca la destrucción de la mielina, un protector de las fibras nerviosas encargado de aumentar la velocidad de transmisión del sistema nervioso.

Diagnóstico:

Para la realización del diagnóstico de la Esclerosis se requiere tiempo. El neurólogo debe realizar diversas pruebas, comprobando el estado del sistema inmunológico. También es necesario realizar una analítica, una resonancia magnética cerebral y la comprobación del líquido cefalorraquídeo a través de una prueba llamada punción lumbar.

Tratamiento:

A la hora de tratar esta enfermedad el paciente se enfrenta a la decisión de consumir fármacos, una forma de parar la evolución.

Tratamiento modificador

Este tratamiento tiene como objetivo reducir la continuidad de brotes para evitar que se produzcan lesiones en la médula espinal y el cerebro.

Tratamiento agudo

Este tratamiento se proporciona después de un brote y su objetivo es una recuperación rápida proporcionando corticoides.

Tratamiento sistomático

Su función es mejorar la calidad de las personas que padecen la enfermedad utilizando fármacos. El tratamiento también engloba aspectos psicoterapéuticos y relacionados con la rehabilitación.

Tipos de Esclerosis Múltiple:

Remitente-Recurrente

Es el más habitual y aunque en las primeras fases no se manifiesten los síntomas, ya se están produciendo daños en el sistema nervioso central. Los brotes son impredecibles y pueden durar varios días e incluso semanas.

Progresiva-Secundaria

Se produce cuando el nivel de discapacidad se agrava y es a veces, una continuación de la fase anterior (Remitente-Recurrente). Este tipo se manifiesta en una edad media, de 35 hasta 45 años, y una de sus principales características es la progresión continua.

Progresiva-Primaria

Afecta una pequeña parte de los pacientes y su principal cualidad es la ausencia de brotes, pero existe un periodo de deterioro constante con mejoras temporales.

Progresiva-Recidivante

tratamientos-para-la-esclerosis-multiple

En este tipo se manifiestan brotes agudos y una progresión continua y sin remisiones.

La Esclerosis Múltiple es, en definitiva, una enfermedad neurológica y degenerativa. En España afecta a casi 50.000 personas, diagnosticándose cada año alrededor de 2.000 nuevos casos.

Sin comentarios

Escribe un comentario

1 × 2 =

Llama gratis
Contáctenos