¿Por qué se produce intolerancia a la lactosa?

por-que-se-produce-la-intolerancia-a-la-lactosa

La intolerancia a la lactosa se podría definir como un trastorno que se produce cuando la concentración de lactasa en el intestino no es la adecuada. Como asegura la Fundación Española del Aparato Digestivo, entre el 20 y el 40% de la población española podría sufrir intolerancia a la lactosa.

Se trata de la incapacidad de digerir un tipo de azúcar llamado lactosa. Se encuentra presente en algunos alimentos como los productos lácteos o la leche.

 Síntomas de la intolerancia a la lactosa

Los síntomas aparecen entre 30 minutos y dos horas después de haber ingerido productos que contengan lactosa. La intensidad de los síntomas y su gravedad dependen de cada persona y del nivel de lactosa que hayan ingerido.

Entre los síntomas más comunes se encuentra:

  • Dolor abdominal
  • Gases
  • Nauseas
  • Pérdida de peso
  • Diarrea

Como tratar la intolerancia a la lactosa

como-tratar-la-intolerancia-a-la-lactosa

El déficit de lactasa varia de una persona a otra por lo que se tendrá que acudir al médico para averiguar el grado de intolerancia y así determinar qué cantidad de lácteos se puede llegar a consumir y en que nivel.

En caso de que la intolerancia a la lactosa sea muy fuerte, existen dos alternativas principales para tratar la intolerancia a la lactosa.

La primera es eliminar de la dieta diaria todos los alimentos que tengan lactosa. Esto significa que hay que suprimir cualquier alimento que contenga leche o queso o que se haya elaborado con estos alimentos. Por tanto, hay que sustituir estos alimentos y nutrientes por productos como el salmón, las sardinas, las espinacas, las gambas o el brócoli.

La otra alternativa se basa en la administración de sustitutos de la lactosa

En el caso de bebés que tengan este tipo de intolerancia, se sustituye la leche materna por leches adaptadas ofreciendo todos los nutrientes que necesitan para su desarrollo.

Si la intolerancia es leve, se recomienda consumir leche espaciada en pequeñas dosis a lo largo del día o consumir leches tratadas.

Por último si la intolerancia es total, se tiene que suprimir totalmente la leche y sus derivados. En este caso, es necesario que se consuma leche sin lactosa o leches vegetales.

Causas de la intolerancia

causas-de-la-intoleranciaEsta intolerancia puede ser de origen hereditario o adquirido. La intolerancia de origen hereditario puede aparecer a partir de los siete años. Esto es debido a que, durante la etapa de la infancia, la alimentación se basa en la leche y la lactasa se encuentra a niveles altos.

Por otro lado, la intolerancia a la lactosa adquirida puede estar causada por diferentes patologías o enfermedades como la gastroenteritis, enfermedad de Chron o desnutrición.

Como hemos visto, la intolerancia a la lactosa también puede afectar a los más pequeños, así que si quieres cuidar la alimentación de los niños, no dudes en consultar este artículo.

Sin comentarios

Escribe un comentario

3 × tres =

Llama gratis
Contáctenos