Consejos para reducir el consumo en la cocina

Consejos para reducir el consumo en la cocina

shutterstock_130170536 (1)La cocina es la habitación de la casa en la que más energía se gasta debido a la acumulación de electrodomésticos y al gran uso que se hace de esta estancia ya sea para cocinar, hacer la colada, mantener los alimentos refrigerados o fregar los platos.

Lo fundamental para empezar a reducir el consumo energético en nuestra cocina es optimizar el uso de los electrodomésticos.

Trucos para ahorrar en el consumo energético en la cocina

1. Lavadora y lavavajillas. Estos electrodomésticos consumen mucha energía además de agua. Para optimizar su uso, es aconsejable que se pongan en funcionamiento cuando estén llenos. Si te vas a comprar una lavadora nueva asegúrate de que la etiqueta de eficiencia energética sea A, ya que asegura un menor consumo de energía. No lavar a las temperaturas más altas también ayuda a optimizar el consumo.

2. El horno es el electrodoméstico que supone un mayor gasto energético, por lo que es recomendable no usarlo en exceso y no abrir la puerta cuando este se encuentra en funcionamiento, ya que pierde calor y consume un 30% más. La mejor alternativa al horno es el microondas que consume mucha menos energía, un 70% menos. Actualmente hay muchos recipientes pensados para cocinar con este electrodoméstico.

3. El frigorífico también es una importante fuente de consumo energético, mayoritariamente debido al gasto en refrigeración. Para ahorrar energía es aconsejable que la nevera esté ubicada lejos de otros electrodomésticos que emiten calor, como el horno y no obstaculizar el paso de aire por la parte trasera. Por otro lado, la temperatura más adecuada oscila entre 6ºC y -18ºC, así que mantener el termostato en este rango también ayuda a reducir el consumo, así como comprobar que las puertas cierran de manera hermética.

4. También es importante reducir el consumo de agua, cerrando el grifo mientras se está fregando los platos y aclarar el detergente de toda la vajilla a la vez. Los grifos pueden tener pérdidas de agua que, gota a gota, también suponen un gasto.

5. Las cazuelas con base gruesa conservan el calor mejor que las sartenes, cocinando antes los alimentos, por lo que también es una manera de ahorrar energía. Tapa estos recipientes cuando estés cocinando para que no se escape el calor, científicamente, es la manera más fácil y más eficiente según estudios recientes, de mantener el calor y ahorrar energía mientras cocinas.

 

Contactar

 

Otros consejos que también pueden interesarte:  “Mantener la casa fresca sin aire acondicionado”, “Cómo mantener el frigorífico limpio”, “Consejos para mantener la cocina limpia en verano”.

 

 

No Comments

Post A Comment

dos × tres =

Llama ahora
Contáctenos