¿Qué es la presión arterial baja?

que-es-la-presion-arterial-baja

A pesar de que normalmente relacionamos tener la presión arterial baja como indicación de una buena salud, no podemos descuidarla cuando lo es demasiado. Tener baja la presión arterial, o hipotensión, significa que nuestra presión arterial es menor de lo que debería, lo que puede llegar a provocarnos mareos y desmayos. Por eso es muy importante conocer nuestros valores habituales, ya que el riesgo depende de cada persona. Es decir, lo que se puede considerar como presión arterial baja para una persona, no lo sea para otra y tratarse como normal.

Aun así, la presión arterial idónea para una persona adulta debe ser menor que 120/80 mmHg. Sin embargo, si normalmente sueles tenerla baja, no debes alarmarte. Así que no te preocupes, ya que solo se empieza a considerar como un problema en el caso de que comiences a presentar síntomas. En tal caso, visita al médico si se producen de manera más frecuente.

Causas y síntomas de la hipotensión

La tensión puede bajar de golpe en cualquier momento y existen muchos factores que pueden provocar esta caída de la presión arterial. Sin embargo, es importante conocer qué lo ha podido provocar para poder tratarla.

  • Un cambio repentino de la posición del cuerpo.
  • Problemas del corazón (una enfermedad cardíaca o haber sufrido un infarto).
  • Medicamentos o fármacos que afectan a la presión arterial baja.
  • Una bajada de azúcar.
  • Las altas temperaturas, tanto en verano como en invierno en lugares cerrados.
  • Falta de hierro en la alimentación.
  • Una reacción alérgica grave.
  • Beber poco (deshidratación).
  • Permanecer mucho tiempo de pie.
  • El embarazo.
  • Realizar ejercicio intenso.
  • Después de una comida abundante (sobre todo si está compuesta por hidratos de carbono tales como la pasta o el arroz).

Diagnóstico de la presión arterial baja

Para saber si has sufrido una bajada de tensión, estos son algunos de los principales síntomas que suelen aparecer: visión borrosa, mareos, vértigo, náuseas, desmayos, somnolencia, palidez y sudoración. En caso de que detectes alguno de los síntomas anteriores, lo recomendable es sentarse o acostarse lo antes posible, y elevar las piernas. Así conseguirás elevarla de nuevo.

Remedios para evitar la presión arterial baja

Si notas que vas a desmayarte, un remedio natural es tomar un poco de sal, cacao o café, ya que estos alimentos ayudan a elevar rápidamente la tensión. Este es un remedio muy fácil y eficaz, pero recuerda hacerlo con moderación. También es muy beneficioso tomar una infusión de menta, tomillo regaliz y romero.

Además, también te puede ayudar a controlar la presión arterial baja comer de forma más moderada y de manera más repartida a lo largo del día, entre 5 y 6 veces. Beber agua más a menudo y no solo cuando tengas sed. Por lo menos dos litros de agua al día para una persona adulta. Considera además ingerir más alimentos de absorción lenta, como los cereales integrales.

Incorporando de manera habitual una dieta más equilibrada, junto con la realización de ejercicio físico moderado, te ayudará a equilibrar la tensión y disfrutar de una vida más saludable.

Y solamente, si lo recomienda el médico de cabecera, puedes usar medias de compresión para la tensión baja. No lo hagas por tu cuenta porque puede no estar indicado para tu caso. Así que mejor consúltalo antes de usarlas.

Sin comentarios

Escribe un comentario

1 + dos =

Llama gratis
Contáctenos