Formas de limpiar una olla o sartén

como-limpiar-una-olla-o-una-sarten

Te enseñamos a limpiar las sartenes quemadas y el fondo de las ollas y cacerolas. Apunta estos consejos porque solo necesitas productos naturales para sacar toda la suciedad y que quede como una limpieza profesional.

Cómo limpiar la base de la sartén

Con el paso del tiempo, puede que se nos haya ido acumulando grasa en el fondo de la sartén o de la olla. Aunque esté toda la base negra, y parezca que no hay remedio, no las tires. ¿Quieres saber cómo limpiarlas?

Para recuperar su aspecto inicial, también podemos utilizar productos caseros. Moja la sartén o cacerola, cubre toda la base con bicarbonato sódico y añade unas gotas de vinagre. Deja que actúe unos minutos la mezcla, y frota la superficie ennegrecida con un estropajo de aluminio. Así seguro que se desprenderá con más facilidad.

Trucos para limpiar el fondo de la sartén o la olla

Seguramente, esto te ha pasado más de una vez. Incluso cuando estamos pendientes de lo que estamos cocinando, es posible que se nos queme el fondo de la olla o la sartén. Cuando calentamos leche, al remover poco… ¡es inevitable que a veces se nos queme el fondo de la olla!

Limpiar las sartenes y ollas quemadas es una tarea tediosa. Aunque ahora existen jabones y productos que facilitan su limpieza, en muchos casos, debemos terminar recurriendo a trucos más tradicionales para limpiar esa capa quemada. Además, hay que tener cuidado, porque si lo hacemos con productos inapropiados, como esponjas demasiado ásperas o productos muy abrasivos, podemos deteriorar el material.

Podemos eliminar la parte quemada echando un poco de agua caliente con un chorro de jabón friegaplatos. Luego, poner la olla con la mezcla sobre el fuego a baja temperatura y dejarlo durante unos minutos. Con esto, conseguiremos que se despegue más fácilmente cuando frotemos con algún utensilio de cocina de madera o plástico (nunca de metal).

Otra manera de hacerlo es mezclar bicarbonato de sodio con vinagre blanco o limón. El bicarbonato de sodio es capaz de quitar los residuos incluso de las sartenes y ollas más sucias. Y combinándolo con unas gotas de vinagre blanco o frotando medio limón, conseguiremos quitar con mayor facilidad la capa quemada. Si está muy pegada, puedes ponerlo antes un poco a remojo para ablandarla, pero sin jabón.

Otro remedio muy útil es la sal. Espárcela por toda la superficie con un poco de agua, deja reposar la mezcla alrededor de 20 minutos y luego enjuaga la olla o sartén como harías habitualmente. Si no logras eliminar la suciedad, hierve la mezcla y una vez que se enfríe, frota de nuevo con un estropajo de aluminio o una esponja (en función del material).

Prevenir que se peguen restos al cocinar

Para evitar tener que volver a limpiar los utensilios de cocina porque se te ha pegado algo en el fondo de la sartén o de la cacerola, procura bajar la potencia del fuego cuando estés cocinando y ya no sea necesario tener tanta potencia. Este simple cambio, es una buena forma de evitarlo.

Sin comentarios

Escribe un comentario

cuatro × cuatro =

Llama gratis
Contáctenos