Consejos para sobrellevar el estrés post vacacional

consejos-para-el-estres-post-vacacional

Cuando estamos de vacaciones experimentamos sentimientos de felicidad, alegría, desconexión, relajación… Pero como consecuencia, cuando volvemos a nuestras actividades laborales todos esos sentimientos se transforman en cansancio, estrés y prisas.

Volver a la rutina siempre cuesta por eso, te indicamos unas maneras para intentar combatirlo lo más rápido posible.

 ¿Qué es el estrés post vacacional?

El llamado estrés post vacacional es la depresión que afrontamos al volver a nuestras actividades laborales y a la rutina laboral después del periodo vacacional.

Formas de manifestarse

Sus síntomas pueden variar según la persona y sus hábitos, pero suelen tener estas características:

  • Bajo estado de ánimo
  • Apatía: tenemos pocas ganas de realizar nuestras tareas, tenemos indiferencia y falta de fuerzas a la hora de realizar nuestra actividad laboral.
  • Ansiedad
  • Somnolencia: hay que ir adaptando el cuerpo a los nuevos horarios tras el parón vacacional.
  • Baja energía
  • Sentimiento de no ser capaz de adaptarse al entorno laboral
  • Falta de concentración: no nos centramos en nuestras tareas al 100%. Es conveniente no exigirnos demasiado la primera semana.

Efectos y síntomas de este síndrome

El estrés post vacacional suele durar entre dos o tres semanas y quienes mayor lo sufren son las mujeres. Los síntomas varían según la intensidad de las actividades realizadas en época estival y según el nivel de responsabilidad del puesto del trabajo.

Entre los efectos que caracterizan este tipo de estrés son el malestar, la depresión, temblores, palpitaciones, ansiedad, sudoraciones, etc.…

Maneras de combatir el estrés

Hay determinadas conductas que pueden ayudar a prevenir e incluso evitar este estrés. Algunas conductas son:

  • Reservar los últimos días de las vacaciones para llevar a cabo nuestra la adaptación a nuestra rutina.
  • No volver de las vacaciones el día anterior a la vuelta a la vida laboral ya que no nos permite mentalizarnos de nuestra vuelta al trabajo.
  • Realizar ejercicio físico es muy buena opción para mantenerse activo.
  • Adaptarse a los horarios. Por ejemplo, es muy buena opción ponernos el despertador cada día un poco antes para que el cuerpo se vaya acostumbrando.
  • Tomarse con calma y sin prisa la vuelta al trabajo.
  • Empezar de manera gradual y sin estresarse con el volumen del trabajo. Una buena opción es empezar con las tareas que más nos gusten o nos parezcan más interesantes.
  • Dormir adecuadamente unas ocho horas diarias.
  • Tener una actitud proactiva y productiva durante la jornada laboral.
  • Aprovechar cualquier momento libre para la desconexión y organizar planes y actividades para el fin de semana.

Sin comentarios

Escribe un comentario

dieciocho − ocho =

Llama gratis
Contáctenos