El fraude de las empleadas del hogar aún más vigilado.

El fraude de las empleadas del hogar aún más vigilado.

empleada del hogar internaEl gobierno sigue apostando por luchar contra la economía sumergida en el mercado de las empleadas de hogar y ha tomado cartas en el asunto contra las evidencias de la patente desregularización. La nueva medida se basa en la realización de visitas sorpresa por parte de Inspectores de trabajo a domicilios con sospechosas o delatadas situaciones de fraude.

Tras la implantación de la Ley del Servicio Doméstico el 1 de abril del 2013, que incluía la obligación de cotizar de las empleadas  con más de 60 horas mensuales de trabajo a sus espaldas,el gobierno no ha detectado la mejoría que estaba prevista en la regularización e inscripción de estas en los registros oficiales.

Y es que mientras la Encuesta de Población Activa (EPA) recoge que existen unas 600.000 personas empleadas en el sector doméstico en España, la Inspección de Trabajo afirma que casi la mitad (en torno a 370.000) continúa en situación irregular. Se considera así no lograda la erradicación de la economía sumergida en el sector de las empleadas del hogar.

Según la información proporcionada por el gobierno, las reclamaciones de las trabajadoras domésticas que delatan a sus empleadores (la mayoría de veces de forma anónima), los cuales las mantienen en situación irregular, se han incrementado desde la puesta en vigor de la nueva legislación.

De esta forma, se ha iniciado una actuación que pasa por la visita de domicilios con constancia de que existe una trabajadora del hogar. Estas viviendas pueden ser sospechosas pero también seleccionadas de forma aleatoria,  aunque en menor medida. Un punto clave de revisión en las grandes ciudades son las urbanizaciones de lujo que cuentan con un número importante de empleadas internas.

El objetivo de esta cruzada es verificar que las empleadas del hogar poseen su documentación en regla y han sido dadas de alta en la Seguridad Social. También se busca verificar que las empleadas no estén percibiendo cualquier subsidio por desempleo, ayuda familiar…a la vez que reciben el dinero negro no declarado por parte del empleador.

 Los inspectores  de Trabajo encargados de presentarse en los domicilios han percibido que la gran mayoría de empleadores les niegan la entrada a su vivienda. Si bien sería necesaria una orden judicial para obligarles a irrumpir en su domicilio sin pretexto, las sospechas crecen cuando se les impide el acceso.

La actuación no se queda ahí y se cita mediante carta al empleador en los siguientes días. La reunión es acordada en el despacho del inspector de trabajo y se solicita la aportación de los documentos pertinentes  regulatorios como los que datan los pagos del trabajador en la cuenta bancaria de forma regular, el contrato, la nómina o su alta en la Seguridad Social.

El resultado de la citación suele ser descubrir que en gran parte de los casos, las sospechas primeras que los inspectores recogían al ser denegado el acceso a la vivienda, estaban realmente fundadas y estos no poseían los papeles de las empleadas en regla.

Desde Interdomcilio queremos hacer hincapié en la importancia de regularizar a la empleada del hogar. Si bien es importante cumplir la legislación, también debemos de tener en cuenta que si contamos con la documentación pertinente, estamos apostando por el bienestar de nuestra trabajadora y al fin y al cabo, por el nuestro.

Contactar

No Comments

Post A Comment

siete + catorce =

Llama ahora
Contáctenos