10 trucos básicos para reducir el tiempo en las tareas del hogar

10 trucos básicos para reducir el tiempo en las tareas del hogar

reducir el tiempo en las tareas del hogarComentábamos la semana pasada en nuestro post “¿Cómo olvidarme de las tareas del hogar?”, que los españoles, solemos invertir entre 6 y 9 horas semanales a la limpieza de la casa, y que una gran parte de nosotros, renunciaría a algún aspecto de su vida en contraprestación a externalizar las tareas del hogar.

Pero bien, si ni con un buen servicio doméstico tu casa termina de verse organizada, o si por el contrario, aún te muestras reticente a contratar un servicio de limpieza, hoy en Interdomicilio te ofrecemos 10 trucos para reducir el tiempo en las tareas del hogar.

10 trucos básicos para reducir el tiempo en las tareas del hogar

1.“El hábito hace el monje”. Lo más importante para que realizar las tareas del hogar y mantener la casa limpia, no te cueste un sobreesfuerzo, es mantener un hábito de trabajo. Es muy importante que cada día crees una serie de pautas que no abandones, por ejemplo;

– Ventila la habitación y antes de marcharte de casa, haz la cama

– Friega la vajilla no dejando que se acumule la de más de dos comidas

– Recoge todo lo que saques o uses, entre ello, la ropa. Evita que la ropa se acumule en pilas infernales

¡Los demás pasos, los decides tú!

2.Ordena tu agenda. No con ser constante en las pequeñas cosas del hogar, vamos a mantener impecable y ordenada nuestra casa;  necesitamos hacer un esfuerzo extra. Cada día, y cada semana planifica tus horas de limpieza, si siempre posponemos esta tarea al “momento que nos quede libre”, el retraso llevará consigo una acumulación de suciedad, más difícil de quitar. Decide cuál es tu mejor hora y las tareas que realizarás todos los días.

3.Las manchas solo duran 5 segundos. Retira las manchas nada más que se desparramen por cualquier superficie, no dejes que la suciedad se acumule ni se solidifique. Y aunque este ejemplo puede llevarnos a pensar a las manchas por accidente que se suceden en la cocina, tenemos que llevar esta idea más allá, por ejemplo, no permitas que en la pila del cuarto de baño se acumule suciedad como la pasta de dientes, ¡retírala al instante!

4.Exprime tu tiempo al máximo. Aprovecha esos pequeños momentos entre tarea y tarea para “quitarte” alguna tarea del hogar. Por ejemplo, para darle un repaso a la pila del baño, para fregar esos vajillos o para ordenar el salón.

5.Ameniza tus momentos. No te resignes a que la limpieza del hogar sea algo soberanamente aburrido. Aprovecha el tiempo para escuchar tu música favorita, o para ver tu programa de televisión mientras por ejemplo, estás planchando. Disfrutarás más de tus resultados

6.Ordena tus “herramientas de trabajo”. Podemos ser constantes, y podemos guardar un ratito en nuestra agenda para limpiar, pero si no disponemos de las herramientas para hacerlo, todos nuestros anteriores esfuerzos habrán sido en vano. Lleva un inventario de los productos de limpieza de los que dispones y nunca olvides meterlos en el carro del super cuando quede menos de la mitad del que estás utilizando. Así te asegurarás de no quedarte sin existencias. Además, ordena las herramientas de limpieza y mantenlas siempre limpias.

7.Muestra tu lado más eco. Recicla todo lo que tengas por casa, evita duplicidades de papeles, y no dejes que entre cualquier objeto en tu casa que no vayas a utilizar de manera posterior. Retira todos esos objetos decorativos que ya no te gustan o bien que obstaculizan tus tareas de limpieza.

8.Técnicas de almacenaje. Cada vez que adquieras algo nuevo, ya sea ropa, objetos de decoración… almacénalo al instante, no dejes que se vaya apilando por todos los rincones de la casa; cuantos más elementos tengamos en el hogar, más difícil se hará la limpieza y más fácil será encontrar nuestra casa desordenada. Utiliza cajas y archivadores para guardar el papeleo y los pequeños objetos que se van acumulando, y utiliza etiquetas que nos permitan reconocer posteriormente el contenido de la caja de manera sencilla. Además, te aconsejamos crear un rincón de todos aquellos objetos que han llegado a casa pero que sin embargo, no sabes cómo utilizar o dónde guardar. Si en unos meses no han salido de ese rincón, lo mejor es que te deshagas de ellos.

9.Regalos “gratis”. En tu proceso de recopilación de todo aquello que no utilizas o no te gusta, seguro que encuentras algún elemento que no quieres tirar a la basura pero al que no le das uso. Aprovecha para tener un buen detalle con tus amigos o familiares; ¡regálalo a quién sepas, si va a utilizarlo!

10.Implicación conjunta. Finalmente, no olvides buscar la implicación de todos los miembros de la casa para la realización de las diferentes tareas, siempre en función de sus posibilidades. Haz que los pequeños se impliquen en la limpieza del hogar sin que les parezca una obligación ni una actividad aburrida. Profundiza acerca de este tópico en “Enseñar a los niños a colaborar en las tareas del hogar”.

No Comments

Post A Comment

diecinueve + Trece =