Trucos para ahorrar en la factura de la luz este verano

Trucos para ahorrar en la factura de la luz este verano

ahorrar luz veranoHasta hace unos años, la llegada del verano suponía la reducción drástica de la factura de la luz. Pero con el calentamiento global, el aumento generalizado de las temperaturas, y el aterrizaje masivo del aire acondicionado, este balance ha cambiado de manera significativa. Aunque de esto no solo tiene la culpa el mayor calor que azota el sur de Europa, sino también algunos malos hábitos que evitan que la reducción del gasto energético en verano sea el que esperáramos en muchas ocasiones.

A continuación, os ofrecemos algunas pautas con las que podríamos conseguir reducir la factura de la luz este verano.

10 consejos para ahorrar este verano

1.Evitar el abuso excesivo del aire acondicionado. Si bien el aire acondicionado se convierte en nuestro gran aliado en verano, su utilización excesiva puede jugarnos una mala pasada a final de mes. Y es que, por cada grado que el aire acondicionado consigue reducir, ¡nuestro consumo energético aumenta de media un 8%!

persianas venecianas2.La regla de los 24. No intentes reducir la temperatura del termostato de manera drástica porque lo que seguro conseguirás es hacer que la máquina trabaje más, disparando el consumo. Mantén siempre temperatura a 24ª.

3.Aprovecha el ventilador. Además del aire acondicionado, recordemos que podemos bajar la temperatura de nuestra casa de otros métodos; el ventilador es uno de ellos. Utilizando el ventilador, podemos conseguir una reducción de la temperatura media de ente 3 y 5 grados, gastando un 90% menos de energía si comparamos el consumo con aire acondicionado.

pexels-photo-45072-large (1)4.Adecuada protección solar. Durante las horas de mayor exposición solar y temperaturas altas, baja las persianas y corre las cortinas, evitando la entrada directa del sol. Además, si estás valorando un cambio, las celosías venecianas pueden ser una buena alternativa puesto que su formato y material mejoran el aislamiento, y permiten regular la luz entrante, evitando que la insolación sea excesiva, y que las temperaturas se eleven en exceso.

5.Di sí a la luz natural (en su justa medida). Aunque pueda parecer contradictorio con el punto anterior, luz naturaldebemos aprovechar la luz del sol en la medida de lo posible, y evitar encender las luces cuando tengamos opción. No encendiendo las luces, ahorraremos en consumo de manera directa y evitaremos que la temperatura de la casa aumente con otras fuentes de calor, ahorrando de manera indirecta. Además, si necesitas cambiar las bombillas, opta por bombillas de bajo consumo; consumen un 75% menos y su durabilidad es 8 veces mayor que las opciones tradicionales.

1133322692-473 (1)6.Corrientes de aire. Evita abrir las ventanas y puertas de las zonas donde la luz incide directamente, pero eso sí, cuando el nivel de calor se reduzca, abre las ventanas y puertas de casa para promover la creación de corrientes de aire.

7.Ventilación. En verano es fundamental ventilar bien la casa, pero evita hacerlo en las horas de calor. Opta por efectuar esta operación o bien a primeras horas de la mañana, o por la noche.

plug-932872_6408.Acabar con el consumo “fantasma”. Aunque esta medida puede aplicarse durante todo el año, debemos tener especial cuidado con este tipo de consumo en la época vacacional u ociosa. El denominado “consumo fantasma” es el derivado de aquellos aparatos que no estamos utilizando pero que están conectados a la luz, por ejemplo, los cargadores de los móviles. Se calcula, que entorno al 10% del importe de la
factura se deriva de estos malos hábitos.

dishwasher-526358_6409.Un buen uso de los electrodomésticos. Pon la lavadora y el lavavajillas solo cuando estén llenos, utiliza programas cortos y con agua fría en caso de la lavadora. Evita además el uso de la secadora y sobre todo, cuidado con la nevera puesto que es en verano cuando más consume; vigila que no existan fugas y deja enfriar los alimentos antes de introducirlos dentro del frigo para evitar que la temperatura disminuya, forzando a la máquina a trabajar más.

comida veraniega10.Alimentación “fresca”. La realización de comidas ligeras y frescas afecta considerable de manera corporal, por lo que con esta medida, podemos conseguir de manera indirecta ahorrar en el consumo de la luz en verano. Evita los potajes pesados o las sopas, así como las comidas contundentes en general. Opta alternativas más veraniegas como el gazpacho, las sopas frías, las ensaladas.

 

Artículos relacionados: “Mantener la casa fresca sin aire acondicionado”.

2 Comments
  • Maria del Carmen Pilar Martinez Fernandez
    Posted at 01:11h, 30 Mayo Responder

    David es muy buen profesor.

    • Interdomicilio
      Posted at 12:48h, 18 Julio Responder

      Gracias Maria del Carmen! Esperamos seguir así de bien! Saludos

Post A Comment

4 × cinco =