El insomnio, el trastorno de los desempleados.

El insomnio, el trastorno de los desempleados.

horariosEl alcance del insomnio se incrementa durante la época de crisis en la sociedad española. La que se presenta como una de las patologías más comunes asociadas al estrés, afecta más a las mujeres que a los hombres y a los desempleados en especial.

El insomnio es el trastorno del sueño que más afecta a la sociedad y que más trascendencia sanitaria genera. De hecho, según un estudio del Centro de Investigación sobre Fisioterapia (INFINITO), casi la mitad de los españoles sufren problemas ocasiones para conciliar el sueño.

Las tendencias son claras, esta patología afecta más a las mujeres que a los hombres; 6 de cada 10 mujeres afirman padecer problemas para dormir mientras que la cifra en hombres disminuye en 4 de cada 10. El rango de edad que más sufre los efectos de insomnio es la de los 40 a los 49 años de edad; el 60% de los encuestados con estrés se encuentra en ese intervalo.

Si distinguimos entre trabajadores y desempleados, un 12% de los primeros sufre problemas de insomnio relacionados con el estrés, agudizados por la falta de sueño. Pero los más perjudicados son los desempleados, que se presentan como 2,2 veces más susceptibles de padecer trastornos de ansiedad, y con ello, de insomnio.

Aunque anteriormente hemos comentado la relación del insomnio con causas psicológicas y ambientales, el origen este trastorno del sueño puede proceder de fuentes muy diversas. De esta forma, factores psicológicos como la exposición prolongada a ruidos mecánicos continuados o ambientes ruidosos en general, situaciones calurosas o desagradables, inestabilidad de horario laboral y el consumo de alcohol, café o tabaco pueden provocar este trastorno. Por otro lado, las causas pueden ser como consecuencia de malestar continuado y dolores (factores orgánicos) que suelen estar asociados con el insomnio crónico.

Las causas psicológicas van más allá de las estrictamente laborales y se suman a ellas las personales y afectivas.

Las consecuencias del insomnio pueden ser muy relevantes si este no es tratado y se sufre de manera continuada. Cuando un organismo no descansa lo suficiente, sus funciones mentales y su rendimiento todo el día caen en picado acompañados de una continua sensación de pesadez y agotamiento. El deterioro de respuesta motora, disminución de la capacidad de atención y concentración, falta de memoria, merma de la capacidad de toma de decisiones, trastornos sensoriales como ralentización del habla o deterioro del campo visual y sensación de malestar continuado son tan solo algunas consecuencias que la falta de sueño puede provocarnos.

Desde Interdomicilio queremos recordar a las familias que pueden contar con nuestros servicios a domicilio en cualquier momento y situación. Nuestros psicólogos a domicilio se adaptan a sus necesidades para evitar que trastornos como este afecten a su bienestar y a su calidad de vida.

Contactar

No Comments

Post A Comment

dos × uno =