Cómo controlar los excesos de comida en Navidades

Cómo controlar los excesos de comida en Navidades

tarta navidadLa Navidad es una época de celebración, reunión con los seres queridos y de buenos festines. Aunque esto último, ha pasado a ser en los últimos años incluso algo negativo, y es que muchos de nosotros nos mostramos incapaces de resistirnos ante los manjares que nos proponen, sucumbiendo a sus encantos y acabando el año con unos cuantos kilitos de más.

Y es que las comilonas que realizamos a veces no son en absoluto beneficiosas para nuestro organismo, que incluso a veces nos da un toque de atención en forma de dolores, hinchazones u otros problemas.

Por ello, Interdomicilio quiere poner a disposición de las familias unos sencillos trucos para evitar estos atracones en estas próximas fiestas.

Aunque parezca un tópico, es la realidad: el mejor consejo es comer de todo pero con moderación. No importa que durante esas copiosas cenas consumamos todo tipo de alimentos, pero teniendo en cuenta las cantidades. Debemos mantener especial cuidado con los aperitivos. El hecho de que se encuentren en pequeñas porciones nos da la sensación de que no comemos tanto y además, perdamos la cuenta de cuantos hemos consumido. Además, los dulces también debemos evitarlos, sobre todo de forma diaria, aunque los típicos turrones o demás postres navideños nos llamen en exceso la atención.

Es fundamental  mantener un equilibro calórico a lo largo de todo el día. Si bien es importante hacer más ligero nuestro desayuno y comida si conocemos que luego nos espera una cena más exuberante, no es en absoluto aconsejable saltarse comidas. Este patrón repetido por muchas personas que desean perder peso o no ganarlo, no hace sino generar un hambre mayor para la siguiente comida y no ayuda en el objetivo de adelgazar. Cada vez que comemos, nuestro organismo se pone en funcionamiento y quema calorías, por lo que es más aconsejable comer más veces en menores cantidades, que hacer dos comidas al día de grandes dimensiones.

Comer despacio, saboreando bien la comida, nos permite disfrutar más de ella sin necesidad de ingerir más y además da tiempo a nuestro estómago a asimilarla y a saciarse en su justo momento. Es fundamental en este sentido evitar las largas sobremesas, que dejan a nuestros ojos la comida sobrante y nos hacen excedernos aunque no tengamos apetito.

Con respecto a las bebidas, debemos valorar más la cerveza, vino, cava, Gintonic o Whisky frente a los azucarados cócteles, licores de cremas o jugos, portadores de calorías inncesarias.

Realizar ejercicio o mantener una vida más activa pasa por uno de los tips más acertados. Pequeños hechos como ir al trabajo caminando o subir las escaleras en lugar de acceder al ascensor pueden hacernos sentirnos mejor con nosotros mismos, y a su vez evitar este tipo de comilonas.

Si por otro lado debes encargarte de alguna de las comidas o cenas de estas navidades, intenta preparar una comida más ligera, cambiando la comida frita por la cocida u horneada, decantándote por el pescado si se trata de una cena e incluyendo siempre ensaladas en la mesa. Si deseas demostrar tu habilidad en la cocina y sorprender a tus comensales, preparar comida oriental pasa por una opción altamente aconsejable con alto porcentaje nutricional y escaso valor calórico.

En la elaboración de un postre con lácteos, opta por los desnatados con bífidus que rebajan la aportación calórica de forma considerable. También puedes incluir frutas diuréticas y digestivas como la piña, aunque se encuentre en almíbar. Esto atraerá a más de uno y le hará cambiar parte del postre por esta opción más rica y saludable. Como sobremesa, apostar por frutos secos con cáscara es una buena elección, porque son buenos aliados para saciar el apetito, y el hecho de que estén recogidos en cáscara, evitará su ingesta desmesurada.

Contactar

No Comments

Post A Comment

14 + seis =