¡Afronta la vuelta al trabajo con positivismo y olvídate del síndrome postvacacional!

¡Afronta la vuelta al trabajo con positivismo y olvídate del síndrome postvacacional!

shutterstock_63537934Las vacaciones, ese periodo de relax el cual todos anhelamos que llegue cuanto antes, ya se está acabando para muchos de nosotros. La incorporación al mundo laboral tras unas, siempre cortas, vacaciones de verano puede hacerse a veces cuesta arriba.

El denominado síndrome postvacacional aún no está calificado como enfermedad por la Organización de la Salud (OMS) pero cierto es que más del 50% de la población activa española sufre este trastorno, según Joaquín Conesa Pérez, psicólogo del Hospital USP San Carlos de Murcia.

El abanico de síntomas es variado y abarca desde cansancio, apatía, falta de concentración, insomnio, agotamiento psíquico…hasta molestias gastroinstestinales o taquicardias. Además de la necesidad de estrujar nuestro cerebro para poder reanudar el común ritmo de nuestro trabajo diario, también forzamos nuestro cuerpo. Las contracturas, malas posturas y malestar físico también son secuelas comunes tras la vuelta.

No existe un perfil concreto de individuo con tendencia a sufrirlo aunque si es verdad que las personas sometidas a mucho estrés, que trabajan de cara al público, con puestos de responsabilidad muy alta o con gran número de tareas asignadas son más propensas a caer en el trastorno. También las desencantadas con la actividad que realizan sufren el llamado síndrome burn out, aunque este suele producirse más entre jóvenes. Por otro lado, los individuos que han viajado durante las vacaciones se muestran con mayor entusiasmo, incrementándose el efecto cuanto más lejos de casa se ha estado. Es un falso mito admitir que como consecuencia a la crisis económica y el temor al desempleo, el síndrome postvacacional haya desaparecido por completo en los trabajadores españoles, aún sí ha podido mitigarse en parte.

Según los expertos, el síndrome no debe durar más de 10 días. En caso de que este se prolongara más de tres semanas es aconsejable consultar a su médico para descartar la existencia de la depresión u otras patologías.

Este trastorno no es una estela psíquica en nuestra cabeza que no podamos evitar. Por ello, aquí te ofrecemos algunos consejos para que afrontes con más fuerza y vitalidad la vuelta al mundo laboral o académico:

–          Lo primero que ataca a nuestras ganas de descansar es la vuelta a la rutina tras el cambio de horario que en vacaciones hemos sufrido. Por tanto es aconsejable que la adopción del nuevo horario sea más bien gradual, intentando adecuarnos a él unos días antes de la incorporación al trabajo.

–          Seguir una dieta más sana y ligera evitando las sensaciones de pesadez e intentando favorecer la digestión, ¡porque para pesada, ya es la vuelta!

–          Planificar actividades fuera de la rutina para que la adaptación sea más progresiva y no ser absorbidos por el trabajo. Durante el periodo del año en el que debes asumir tus obligaciones laborales también puedes divertirte.

–          La práctica de deporte ayuda a sentirnos más saludables, activos y mejor con nosotros mismos, por lo que es un hábito muy provechoso y eficaz, siempre que sea posible y se adapte a tus condiciones físicas.

–          Puedes contar con un fisioterapeuta de confianza para eliminar todas esas molestias musculares producidas por el estrés y por la vuelta a la rutina. Tu cuerpo te lo agradecerá.

–          Por otro lado es importante que seamos totalmente conscientes de que los primeros días suponen un periodo de adaptación que pronto superaremos de manera natural. Afrontar los hechos con positivismo y reconocer tu periodo laboral como gratificador para tu “yo” personal supone una gran ayuda.

–          Proponte el nuevo periodo como una época de superación e intenta establecer y cumplir metas que te hagan sentirte realizado tanto por dentro como por fuera. Dejar de fumar, hacer deporte, establecerse una dieta, estudiar…son buenos propósitos.

Esperamos que este artículo os haya sido de gran utilidad, tanto para conocer un poco más el síndrome postvacacional tan extensamente soportado, como para dominar la situación que a veces nos puede llegar a resultar más que familiar. Recuerda que además, en Interdomicilio siempre estamos a tu disposición y ponemos fisioterapeutas y psicólogos a tu alcance de una forma fácil y cómoda. Nuestra visión de futuro es mejorar la calidad de las familias permitiéndoles ahorrar tiempo y esfuerzo, y porqué no también, facilitarles la reincorporación al mundo laboral.

Contactar

No Comments

Post A Comment

20 − 5 =