No más manchas en la madera.

No más manchas en la madera.

HogarMesas, sillas, armarios, estanterías, puertas, suelos, repisas, rodapiés incluso algunas partes de los sofás y muchos más elementos que conforman nuestros domicilio y que a diario desgastamos están construidos a partir de el material que extraído de los troncos de los árboles.

Como ya saben, la misión de Interdomicilio es facilitar la vida de las familias y colaborar con el incremento de su nivel de bienestar. Por eso, hoy les vamos a dar unos prácticos consejos acerca de cómo se deben limpiar las manchas de un material muy común en nuestros hogares, y muy vulnerable a su vez: la madera.

Si deseamos evitarnos problemas y actuar lo más eficiente posible en el tratamiento de este material, lo aconsejable es pasar una bayeta suave para quitarle el polvo de forma semanal. Cuando lleguemos a la cuarta semana, deberemos también sacarle lustro a su superficie y cuando el tiempo acumulado sean 6 meses, será aconsejable abrillantarlo con unan cera especial para madera.

Pero como la vida es imprevisible y los accidentes cotidianos suceden desgraciadamente, muy a menudo como consecuencia de las prisas, descuidos, manipulación de objetos por niños…etc, nuestros objetos de madera son susceptibles de sufrir muchas más alteraciones que no se borran pasando un simple trapo seco.

Si lo que derramamos es agua no debemos alarmarnos, basta con retirarla lo antes posible, aunque si la madera está sin tratar, deberemos aplicar después un limpiametales en crema siempre en sentido de la veta. En cambio, para tratar las sustancias grasosas aplicaremos vinagre de forma directa y después pasaremos un paño rociado con una solución mixta de agua tibia y vinagre a partes iguales, todo ello, tras retirar antes con un paño el excedente de grasa. La consecuencia de que la grasa bañe nuestro mueble si descuidamos su cuidado será la aparición de una mancha oscura y permanente, al contrario que si es alcohol lo que esparcimos. Previo a la proliferación de una mancha blanca que dejaría entrever que el alcohol ha calado bien el material, debemos frotar enérgicamente con la cera que utilizamos habitualmente.

Alejado de ser una sustancia y sin las propiedades comunes que definen las anteriores, el calor también es un foco de contaminación para la madera. Es muy sencillo proteger la superficie cuando en ella apoyamos un elemento extremadamente caliente. Aún así, si no nos cercioramos y el accidente sucede, basta con aplicar una pasta natural compuesta por aceite vegetal y dejarla secar durante unas horas. Al retirarla, aplicaremos cera y el daño habrá sido paliado.

Esperamos que disfruten de nuestros consejos y que les sean útiles en el mantenimiento y cuidado de su hogar.

Contactar

No Comments

Post A Comment

veinte + 1 =