Los 10 trucos para ahorrar calefacción en invierno

Los 10 trucos para ahorrar calefacción en invierno

ahorrar calefacción en inviernoEl mes de noviembre llega a nuestras localidades con una bajada general de las temperaturas y las familias deben prepararse para dedicar parte de su presupuesto mensual en el gasto que supone la calefacción. Tras un verano intensivo en consumo eléctrico generado por las altas temperaturas y la necesidad imperativa de enchufar el aire acondicionado, el frío vuelve a obligarnos a revisar los consejos para calentar nuestro hogar con el menor desembolso posible.

A continuación, los 10 consejos que te ayudarán a ahorrar calefacción este próximo invierno.

1.Elige una buena temperatura. La llamada temperatura de confort es 21 grados. Es recomendable no abusar del calor y tampoco someter el termostato a continuas subidas y bajadas de temperatura, que generan un gasto extra.

2.Utiliza el programador. Salvo en casos de frío extremo, no es necesario mantener la calefacción encendida durante las noches, aspecto que nos permitirá reducir el consumo considerablemente. Además, para los horarios en los que no nos encontremos en casa, es aconsejable, bien apagar la calefacción, o bien programarla para encenderla unos 30-60 minutos antes de la hora de llegada prevista, frente a la opción de encenderla “más baja”.

3.Revisa tu caldera. Una revisión adecuada permitirá que tu caldera funcione con el máximo rendimiento. Algunas compañías incluyen el servicio de mantenimiento en el contrato de manera gratuita. Infórmate si la tuya también ofrece este servicio.

4.Optar por el bajo consumo. Si estás pensando en cambiar la caldera, opta por las alternativas de bajo consumo que te ofrece el mercado. Aunque generalmente, suponen una inversión mayor, tenemos que pensar que la reducción del importe en la factura merecerá la pena en un largo plazo.  Si no estás dispuesto a realizar tal desembolso, pero si quieres apostar por un formato de eficiencia energética para tu hogar, opta por instalar termostatos en las diferentes habitaciones del hogar

5.Purga los radiadores. En tu revisión integral de la instalación del hogar, no olvides echarle un ojo a los radiadores. Extraer el aire de los radiadores es recomendable al menos una vez al año. La acumulación de pequeñas burbujas de aire puede obstaculizar el paso del calor, haciendo que el radiador no caliente con la potencia necesaria.

6.Evita cubrir los radiadores. Pese a que los días de lluvia nos invitan a colocar la ropa húmeda encima de los radiadores, evita realizar esta práctica puesto que evitará conseguir la temperatura idónea en el hogar e incrementará tu factura. Tampoco es aconsejable colocar muebles demasiado cerca.

7.Evita calentar salas inutilizadas. Para reducir la factura de la calefacción este invierno, cierra la llave de los radiadores de aquellas habitaciones que no se utilicen. Si cuentas con termostato, puedes optar por reducir la temperatura.

8.Revisa el aislamiento del hogar. A causa de un inadecuado aislamiento del hogar, y a las consiguientes fugas de calor, incrementamos las necesidades de calefacción. Las ventanas son unas de las causantes de entre el 25 y el 30% de esta pérdida, por ello, es fundamental revisar el estado de estas antes de la llegada del frío. Un remedio económico ante cualquier fuga es colocar cinta aislante o cinta adhesiva en aquellas fisuras existentes, no solo en ventanas, también en rendijas y puertas, evitando circulaciones innecesarias de aire de una habitación a otra.

9.Las alfombras, unas grandes aliadas. Pese a que muchos no son partidarios de contar con alfombras en el hogar, estas pueden convertirse en las mejores aliadas para combatir la pérdida de calor que se genera por el suelo. Las alfombras permiten conservar la temperatura sin ser aislantes, de una manera económica, y dándole un toque decorativo a nuestro hogar.

10.Aprovéchate de la naturaleza. Aprovecha los beneficios solares como aporte de calor a tu hogar. Permite que los rayos del sol entren en las diferentes estancias durante las horas de luz y máximas temperaturas diarias. Es este el momento propicio también para ventilar las habitaciones; es suficiente con 10 minutos para evitar que la temperatura descienda demasiado durante este rato. Durante las noches, recuerda bajar las persianas para evitar la salida del calor por las ventanas.

 

 

 

No Comments

Post A Comment

4 × cuatro =