Horarios que oprimen.

Horarios que oprimen.

horariosEl tiempo apremia y más aún cuando debemos trabajar, llevarnos parte de este trabajo a casa y además, realizar las tareas domésticas. ¿A qué hora te levantas para que la mañana “te cunda” antes de irte a trabajar? O en cambio, ¿a qué hora te acuestas por las noches con el fin de hacer la comida del día siguiente y limpiar?

La polémica desatada estos últimos días acerca de la propuesta parlamentaria de adaptación del huso horario español se fundamenta en parte en la derivación de nuestros ritmos biológicos hacia unos patrones que no son los que nos corresponden.  Y es que el hábito instaurado en la sociedad española es el de trabajar en jornadas “partidas”, es decir, tanto por la mañana como por la tarde, lo que obliga a trasladar nuestras necesidades y calendarios de comida a los horarios impuestos (no comemos y cenamos a las horas a las que “el cuerpo nos lo pide”) y nos impide disfrutar de nuestro tiempo libre. A la par, los estudios realizados demuestran que los españoles dormimos una hora menos de media que los europeos y que además nos sentimos más insatisfechos con nuestro trabajo, que nos mantiene ocupados prácticamente todo el día.  Por consiguiente, la productividad laboral que desarrollamos es muy inferior en comparación con la que encontramos en los demás países del continente.

La realidad es que no hace falta elaborar una serie de intrincados cálculos para darse cuenta de que si contamos con una jornada laboral completa, incluyendo los cuatro desplazamientos diarios que solemos realizar, obtenemos unas 10-11 horas invertidas solo al trabajo fuera de casa, de las 24 que tiene el día. Si a esto le sumamos el tiempo dedicado a nuestras necesidades biológicas como comer y dormir, damos con un resto en la igualdad tan pequeño que apenas nos permite disfrutar de una o dos horas libres al día.

Cómo las tareas del hogar (desgraciadamente) no se realizan por si solas, también debemos dedicar parte de nuestro momento de disfrute a llevarlas a cabo. El objetivo de Interdomcilio es mejorar la calidad de vida de las familias gracias a prestación de servicios a domicilio; como no queremos que la obligación que conlleva mantener tu vivienda impecable pueda mermar tu bienestar, ponemos a tu disposición nuestros servicios de limpieza. Nos ajustamos a tus necesidades y te proponemos un amplio abanico de posibilidades respecto a la contratación del servicio doméstico. Si tu presupuesto es ajustado y necesitas una persona de apoyo en la realización de las tareas unas pocas horas al día o a la semana, podemos ayudarte tanto como si deseas contar con los servicios de una empleada interna de manera continuada. Si todavía no tienes claro qué es lo que podemos ofrecerte, llámanos y consulta más información sin ningún compromiso. Ya no es necesario que mires los papeles pegados en las farolas en busca de tu empleada del hogar; en Interdomicilio te facilitamos el contacto con la trabajadora de total confianza y además nos encargamos de la regulación contractual.

Ahorra tiempo en la búsqueda, contratación y en tu día a día con la empresa líder en prestación de servicios a domicilio. 

Contactar

No Comments

Post A Comment

2 + 14 =