Errores habituales que cometemos al limpiar

Errores habituales que cometemos al limpiar

limpieza de hogarAl limpiar, solemos cometer errores que nos dificultan y nos hacen aún más pesada la tarea. Al limpiar nos pueden surgir algunas dudas como si quitar el polvo o barrer primero, o si todos los productos son útiles para desinfectar.

Si te surgen dudas a la hora de acometer la limpieza del hogar, atento a este post en el que te contamos los errores más comunes que cometemos al limpiar.

1. Dejar que las cosas se sequen solas. Si dejas que los cristales o la mampara del baño se sequen solos después de haberlas limpiado, habrás trabajado en vano ya que las marcas de la limpieza se quedarán en la superficie. Para obtener un acabado perfecto, pasa un trapo seco después aplicar el producto para eliminar las marcas. Asimismo, evita limpiar los cristales en días soleados ya que el producto se secará demasiado rápido y no te dará tiempo a pasar un trapo seco, dejando marcas.

2. No dar tiempo a los desinfectantes para que actúen. Deja que estos productos actúen durante un tiempo prudente para obtener una limpieza eficiente y eliminar las bacterias. Procura leer las etiquetas de los productos para saber cómo actuar con cada uno de ellos. Otro error común es pensar que todos los productos son desinfectantes. No es así, por lo que asegúrate de que cuentas con un producto antibacterias entre tus productos de limpieza.

3. Aplicar el producto limpiador directamente sobre la superficie. El exceso de producto puede dar como resultado manchas en la superficie. Es aconsejable rociar sobre la superficie directamente solo si esta está demasiado sucia. Si aplicas el producto sobre un trapo en vez de sobre la superficie, además de no dejar manchas por exceso de líquido, ahorraras usando menos producto.

4. Limpiar el polvo de abajo a arriba. De esta manera, acumulamos polvo en la zona inferior que acabamos de limpiar. Se recomienda limpiar el polvo siempre de arriba a abajo para conseguir eliminar todo el polvo de la superficie.

5. Guardar el cepillo para inodoro nada más terminar de utilizarlo. Esto es un error, ya que el cepillo se quedará húmedo y la humedad atrae las bacterias. Deja que tu cepillo se seque antes de guardarlo en su sitio para evitar que se convierta en un gran atractivo para las bacterias.

Por último, recuerda que Interdomicilio te ofrece un servicio doméstico de limpieza continuada o puntual, de confianza y calidad para tu hogar con profesionales de la limpieza. Solo tienes que llamarnos, contarnos qué es lo que exactamente necesitas y nosotros elaboraremos un presupuesto de manera totalmente gratuita y sin compromiso.

Contactar

1Comment
  • Tina
    Posted at 17:26h, 21 Octubre Responder

    ¡Cuanta razón tienes! y es que a veces por querer hacer las cosas rápido las acabamos haciendo mal y esto al final es más trabajo para nosotros. Muchas gracias por los consejos

Post A Comment

15 − dos =