Descongelar el congelador de la nevera

empresa-limpieza-hogar

Descongelar el congelador de la nevera

El congelador forma parte de uno de los electrodomésticos totalmente imprescindibles hoy en día. Como todos, requiere un mantenimiento, en este caso un tanto especial por las condiciones que en su interior guarda. Veamos por qué es tan importante quitar el hielo del congelador y cómo hacerlo.

¿Por qué se genera hielo en el congelador?

El hielo en el congelador se forma debido a la humedad ambiental, es decir, que cuando abrimos la puerta del electrodoméstico, la humedad del aire entra en contacto con las paredes interiores del  aparato, condensándose y transformándose en hielo.

Así, la generación de hielo en el congelador es algo que difícilmente podemos evitar a la larga, aunque sí podemos alargar el proceso si intentamos no abrir de manera continuada el aparato y si además, vigilamos que la goma de la puerta permita cerrar el aparato de manera hermética.

¿Por qué es necesario descongelar el congelador?

Como decíamos, es normal que en el congelador se formen placas de hielo y cubren sus paredes interiores. Esta formación crea un efecto aislante que impide que la transmisión del frío producido por el aparato no sea la correcta por lo que alimentos que se conservan en su interior no alcancen las temperaturas idóneas para su mantenimiento.  Se calcula que debido a las placas de hielo, la temperatura de un congelador pueda disminuir hasta 5ºC.

Por cierto, tienes que saber que para evitar la total descomposición de los alimentos, estos deben estar a -30ºC.  Los congeladores están diseñados para mantener los  -18ºC,  temperatura que ralentiza su descomposición pero no termina de impedirla. Por ello no podemos guardar los alimentos de forma indefinida en el congelador.

Otro efecto de la creación de placas de hielo, es la ralentización del funcionamiento del congelador, lo que deriva en mayor consumo eléctrico y la consiguiente reducción de su vida útil.

¿Y si tengo un aparato de descongelación automática?

Muchos congeladores modernos “no necesitan descongelación” puesto que disponen de un proceso de descongelación automática. Pero ¡cuidado!; estos aparatos gastan un 35% más de energía que los modelos de descongelación manual. Además, este ciclo termina absorbiendo la humedad de los alimentos y puede dañar su calidad, por lo que al final, conviene también descongelarlos cuando la formación de hielo tenga 5 mm de grosor.

¿Con qué periodicidad debo descongelar el congelador?

En general, conviene descongelar el congelador al menos una vez al año. Aún así, debemos revisar de manera periódica que no se hayan producido plazas de hielo excesivas –generalmente provocadas por alguna filtración de aire excesiva.

Descongelar el congelador en 6 pasos

Y aquí por fin, cómo librarnos del hielo del frigo, en 6 pasos:

1.Apaga el aparato y ves retirando todos los alimentos. Déjalos en recipientes con hielo y en zonas frías de la casa. Es aconsejable que el proceso lo realices en invierno, cuando la temperatura es inferior. Retira las bandejas o baldes y al terminar, deja la puerta abierta.

2.Una vez vacío, existen diferentes trucos para conseguir que el hielo desaparezca. Puedes dejar que se derrita de manera natural, bien puedes añadir boles o cazuelas con agua caliente para acelerar el proceso o también puedes utilizar un secador de pelo. Si optas por este último tendrás que extremar las precauciones, evitar acercar demasiado el secador a las paredes, asegurarte de no tocar el charco de agua y mantener el cable alejado del agua o hielo. Elijas el método que elijas, no olvides colocar periódicos o papel absorbente al pie del frigo para evitar charcos.

3.Una vez el hielo más frágil, utiliza un paño de agua caliente para frotar la superficie o bien una espátula. Evita utilizar elementos puntiagudos o cortantes, que puedan dañarte tanto a ti como al congelador, provocando fugas de gas. Conforme se vaya derritiendo, limpia el agua con papel absorbente.

4.Una vez eliminado el hielo y el agua, limpia las paredes del congelador con una pasta de bicarbonato y agua. Sécalo con un trapo limpio. Para las baldas o cajones puedes utilizar una mezcla de jabón y agua templada. Sécalas también antes de introducirlas de nuevo para evitar nuevas formaciones de hielo.

5.Una vez el interior limpio y seco, conecta la energía y cierra la puerta del congelador. Espera unos 15 minutos para volver a introducir los alimentos.

 

Artículos relacionados: “Mantener el frigorífico limpio es importante para tu salud“.

No Comments

Post A Comment

18 + dieciseis =