Clases particulares

Hoy, día 5 de octubre es el Día Mundial del Docente, que reconoce el rol que estas personas juegan en nuestra sociedad, proclamado como tal desde 1994 por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura; en inglés United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization). Los docentes, maestros, profesores… como se les quiera llamar; esos profesionales que luchan día a día en las aulas, son mucho más que una herramienta que nos permite alcanzar unos objetivos educacionales. Los profesores tienen la llave hacia una sociedad sostenible, una sociedad basada en el aprendizaje, en el conocimiento y más allá, en unos valores éticos. Son ellos nuestro paso hacia el futuro, quienes nos inculcan no solo el conocimiento de unos conceptos, son ellos quienes en parte, nos enseñan a pensar, a razonar, a respetar, a afrontar nuestros retos.

iStock_000017296814MediumAfrontar el nuevo curso con apoyo el escolar que los pequeños necesitan, es muy fácil con los servicios que te ofrece Interdomicilio. Contamos con servicio a domicilio de profesores particulares a domicilio, la solución que estabas buscando para dar apoyo académico a tus hijos, fomentando el estudio, los buenos hábitos y las rutinas, así como el refuerzo de las asignaturas o conocimientos menos afianzados por el menor. En muchas ocasiones, nos resulta muy difícil ayudar a nuestros hijos con sus tareas diarias, sobre todo cuando alcanzan una edad y ya no dominamos el contenido de las asignaturas. Asimismo, puede que el trabajo o el poco tiempo del que disponemos también nos haga imposible dedicar el tiempo necesario al apoyo escolar de los pequeños. Interdomicilio pone a tu disposición el servicio de expertos titulados en docencia y en la materia concreta en la que tu hijo necesita apoyo. Cuenta con un profesor particular a domicilio, que se adapta a tu situación y horarios, para solucionar las carencias en ciertas materias, que en muchas ocasiones se van arrastrando y pueden ser un gran inconveniente en el futuro.

iStock_000017296814MediumEstamos de acuerdo que el verano es momento de disfrute del buen tiempo, ratos de piscina para los pequeños, juegos en el parque y vacaciones de toda la familia. Pero en ocasiones, esta temporada de descanso también se aprovecha para darle un empujón a aquellos puntos débiles de los pequeños en materia escolar. Para muchos, el verano es la época del repaso y el refuerzo de aquellas asignaturas por superar, pero superadas y que van a necesitar un afianzamiento de los conocimientos para afrontar el nuevo curso de buena manera. Por ello, lejos de academias que recogen cierto parecido con la rutina diaria del periodo escolar, son muchas las personas que escogen a un profesor particular a domicilio para esta tarea de verano. Sin necesidad de desplazamientos con el calor, y reforzando los conocimientos de manera personalizada e individualizada en función de las necesidades del pequeño, las clases particulares a domicilio son la alternativa para muchos padres que quieren seguir apostando por el futuro de sus pequeños, también en esta época de verano.

profesores particulares a domicilioAfrontar este nuevo trimestre con el apoyo escolar que lo niños necesitan es posible de la mano de Interdomicilio. En la empresa de prestación de servicios a domicilio contamos con profesores particulares a domicilio que pueden ser la solución que estabas buscando para fomentar el estudio, los buenos hábitos y reforzar los conocimientos peor asentados  de los pequeños. En ocasiones, nos resulta realmente complicado asistir a los niños en sus tareas y lecciones diarias, especialmente cuando  estos alcanzan una determinada edad y esta tarea se hace diaria, y además más complicada. Y si bien son los centros escolares donde deben aprender esos conocimientos, a veces necesitan el apoyo de una persona que los guíe en determinadas materias en las que con las horas dedicadas en el colegio, no les es suficiente para adquirir la habilidad suficiente. Si nosotros no podemos proporcionarles el apoyo que necesitan de manera puntual o periódica, que mejor que un experto en la materia y en docencia para llenar este “hueco” que a nosotros no nos es posible.

clases particulares a domicilioBuscar clases particulares a domicilio es cada vez más común entre las familias con niños a los cuáles les es difícil atender en la realización de sus tareas, y que además, encuentran dificultades en el aprendizaje de algunas materias. Generalmente, suelen ser las matemáticas y los idiomas, especialmente el inglés los temarios de las clases particulares a domicilio más buscadas, aunque otros muchos, también desean darle a sus hijos un pequeño empujoncito general con el apoyo de un profesor particular para todas las clases y materias. Sea como fuere, y con independencia del temario específico a tratar, a muchas familias en la actualidad de les presenta el siguiente problema, ¿cómo encuentro a quién imparta clases particulares a domicilio?, ¿cómo doy con la persona adecuada, que se adapte a mis horarios y condiciones?,  y aún más importante ¿cómo se que esa persona es de confianza?

clases de matemáticas a domicilioLas matemáticas, aquellas antepasadas enemigas contra las cuales son hemos enfrentado tantas y tantas veces. Quizás hace ya tiempo que no nos hemos topado con uno de esos problemas más surrealistas que un Picasso, si bien hemos pasado el relevo a nuestros hijos.

Son ahora ellos quienes se deben enfrentar a un mundo de ecuaciones desconocidas, geometría un tanto intrincada y si miramos más al frente, funciones, trigonometría, incluso inecuaciones, derivadas, pasando por las integrales.

En nuestra particularidad como personas, somos capaces de superar retos que otros no alcanzan a la vez que también somos susceptibles de fallar en otros aspectos en los que otros ven claros como el agua. El mundo de las matemáticas es un buen ejemplo de ello; puede a priori parecer un ente abstracto, sin sentido y realmente complicado si las habilidades racionales y experimentales no son las nuestras.

Además y a diferencia de otros temarios, las matemáticas se enseñan como un conocimiento continuo en el que para saber desarrollar un aspecto, debes conocer en profundidad los demás anteriores. Teniendo esta vía de aprendizaje multitud de aspectos positivos, debemos destacar en este sentido su gran factor negativo: el desconocimiento de ciertos tópicos pueden llevar al pequeño a un lastre importante en la asignatura de manera prospectiva.

disfrutar con las matemáticasLas navidades se presentan para muchos como un periodo de descanso y disfrute de los seres queridos. En esta época tradicionalmente familiar, las comidas, cenas y reuniones con los demás miembros no dejan indiferente a nadie y ocupan una parte importante de nuestro tiempo y del de nuestros pequeños.

Aún así, durante las vacaciones no podemos olvidar que los niños y adolescentes no deben descuidar sus tareas puesto que en muchas de las ocasiones, los exámenes están a la vuelta de la esquina con la vuelta al cole en enero. De esta forma, también debemos considerar ese tiempo de relax como una ventaja a la hora de que nuestros hijos aprendan, estudien y preparen sus pruebas.

Con un mundo cada vez más globalizado y con cada vez más conocimientos por asumir, la tarea de estudio de nuestros hijos se convierte más costosa y difícil. Por ello, es cada vez más usual contar con un profesor de apoyo en el proceso de refuerzo de sus conocimientos y ayuda en la realización de sus tareas, especialmente en este tipo de periodos festivos.

dificultad informaticaHace ya más de una década que la era de las nuevas tecnologías llegó para quedarse. Cada vez observamos un mundo más informatizado y estamos más expuestos al atractivo de los más exclusivos aparatos que hacen nuestra vida más fácil. Pero no solo son nuestros gustos personales los que nos mueven a conocer cada día más acerca de este fenómeno que se ha implantado en nuestra sociedad, sino que en muchas ocasiones,  su conocimiento es necesario para llevar a cabo un determinado trabajo o es requerido como algo imprescindible en el momento de optar a un puesto de trabajo. Y es que son innumerables las gestiones que se pueden realizar desde nuestro hogar y que nos evitan desplazamientos y nos permiten ahorrar un tiempo realmente valioso. Eso sí, siempre que sepamos llevar a cabo la tarea.

bandera inglesa. autor: jeltovski

Cuando salimos de las fronteras del sol y calor que nos acogen e intentamos establecer comunicación con cualquier persona nativa intentando chapurrear el inglés mientras los demás turistas polacos, húngaros, portugueses, alemanes se desenvuelven con soltura, es el momento en el que nos preguntamos: ¿Por qué los españoles no dominamos el inglés?

Según los datos extraídos de una encuesta realizada por el INE, apenas un tercio de los españoles afirma tener las nociones básicas para utilizar el idioma; un 35,5%. De este porcentaje, solo el 45% reconoce tener un nivel medio mientras que solo dos de cada diez se manejan en un nivel superior. Y es que, pese a que el 70% de los españoles sabe reconocer la importancia del inglés, solo un 4% lo estudia, según la consultora Ipsos.

La primera teoría a disposición del problema es que en los países con lenguas cuyo número de hablantes es muy grande, como pueden ser Francia, Inglaterra o España no se siente de manera generalizada la necesidad de aprender otros idiomas. Y es que los españoles estamos acostumbrados a encontrar otro continente al otro lado del océano que utiliza nuestra misma lengua y a toparnos con multitud de extranjeros que también la conocen.

file0001817248786Con la llegada del mes de septiembre los pequeños de la casa se reincorporan a sus aulas, cada año con un poco más de dificultad y exigencia por parte del profesorado.  Los primeros días, incluso semanas se revelan muy amenos; el buen tiempo que aún prevalece, el interés que despiertan las nuevas asignaturas y el reencuentro con los amigos ayudan a mitigar el caos mental que puede producir un cambio tan repentino de hábito. Pero con el desarrollo del curso escolar, los niños y adolescentes pueden encontrarse con algunos problemas a la hora de afrontar una materia. El primero puede ser la desvinculación con la asignatura: la descomprensión de la base del programa hace que el retraso se alargue hasta límites insospechados de forma que nunca van a poder entender un contenido si lo que lo fundamenta se ignora. Por otro lado, cuando aprendizaje no es cosa fácil y la compenetración alumno-profesor es escasa, la tarea se complica. En otras ocasiones, puede ocurrir que nuestro hijo se desenvuelva adecuadamente en el desarrollo de la asignatura aunque no tan bien como él desearía; la recompensa moral de unas buenas calificaciones y si vamos más allá, la adquisición de certificados de honor y reconocimiento suponen para nuestros hijos un incentivo psicológico muy importante.