Consejos para hacer cambio de armario con la llegada del otoño.

Consejos para hacer cambio de armario con la llegada del otoño.

cambio de armarioEl verano ha tardado en desaparecer para dejarle paso al otoño. Hasta estos últimos días hemos podido disfrutar de un prácticamente incesante buen tiempo, de tardes de calor, calles repletas y terrazas de bares a rebosar. Pero los pronósticos meteorológicos ya avecinan la aparición tardía de la última estación que vivimos en todo el año. Además de cambiar un poco nuestras costumbres y adentrarnos un poco más en casa que lo habitual en verano, también cambiamos nuestro vestuario, lo que requiere hacer un giro a nuestro armario.

En Interdomicilio te presentamos algunos consejos para que el cambio de armario verano-otoño sea eficiente y no se convierta en un descontrolado caos de tu hogar.

En primer lugar, debes seleccionar todas aquellas camisas de manga corta, pantalones cortos, bikinis que no te vayas a poner en esta nueva temporada así como los accesorios como las toallas de playa, gorritos, cremas solares… También este es el momento de recoger aquella ropa que por desgaste, por incomodidad o por gusto no usas, sea de la temporada que sea. A este tipo de prendas deberás darle un lugar más escondido en el hogar, incluso si deseas, regalarlas si se conservan en buen estado. Un armario despejado con la ropa que utilizas se presenta como mucho más ordenado y útil que uno con mucha ropa que dificulta la tarea de encontrar la que te pones habitualmente. No olvidemos lavar toda aquella ropa que no se encuentre limpia en el momento de guardarla; para el caso de las prendas más delicadas como vestidos de fiesta, deberemos llevarlas a la tintorería.

En la tarea de guardar toda la ropa que no vamos a utilizar, elegiremos entre colgarla en perchas (si esta se arruga con facilidad o son prendas delicadas) siempre de madera o plástico (puesto que las de alambre se deforman) o en cajas. El material más aconsejable para las cajas es el de plástico en lugar que el de cartón puesto que además de ser más resistente a los golpes y facilita el hecho de apilarse sin riesgos de deformarse, impide la entrada de polillas.

Respecto a los zapatos, lo más apropiado es colocarles hormas en su interior para evitar deformaciones así como introducirlos en bolsas de tela para evitar roces entre sí.

Respecto al lugar dónde ubicar estos contendores de ropa, aconsejamos desde desvanes, trasteros o dentro de casa; en armarios, despensas o debajo de la cama. Si no viajamos asiduamente y nuestro espacio para guardar la ropa es reducido, las maletas se pueden convertir en un lugar idóneo donde guardar complementos como bolsos o toallas. Además, colocar etiquetas en las cajas dónde indiquemos el contenido será efectivo en el momento que busquemos algo concreto. Es aconsejable también introducir bolsitas con especias aromáticas con el objetivo de que cuando volvamos a desempaquetar las prendas, no desprendan olor a cerrado.

El cambio de armario puede convertirse en  una tarea tediosa y aburrida, por ello, debemos tomárnoslo con calma y siempre pensar que conseguiremos un armario bien ordenado y que nuestra ropa luzca sin arrugas y en buen estado.

Esperamos que os hayan gustado nuestros consejos acerca de cómo hacer cambio de armario verano-otoño y que sigáis consultando nuestro blog de Interdomicilio.

Contactar

No Comments

Post A Comment

Trece − 8 =

Llama ahora
Contáctenos