La nueva herramienta para sentirnos bien: el yoga.

La nueva herramienta para sentirnos bien: el yoga.

En esta nueva era de cchica haciendo ejercicioonferir gran importancia a la estética y al cuidado de nuestro cuerpo, la práctica de deporte como hábito se ha convertido en una práctica muy común. Cuando en verano salimos a la calle a las horas de menor calor, enseguida podemos encontrar corredores recorriendo parques, avenidas, calles y todo lo que se les interponga por su camino. Salir a correr para las personas que no disponen tiempo necesario para la necesaria dedicación a un deporte de equipo o que necesitan desplazarse para realizar otros como natación o tenis es un recurso muy utilizado. Pero para muchas otras personas, debido a problemas como el peso, dificultades respiratorias incluso enfermedades óseas, esta práctica no queda a su alcance.

El nuevo mundo ya ha inventado una herramienta muy útil para esas personas: el yoga. Los beneficios de este deporte diversos y los podemos catalogar tanto en físicos como en espirituales o psicológicos. A continuación te mostramos algunos de ellos:

La mayor oxigenación del cuerpo que obtenemos con el yoga genera un aumento de la circulación sanguínea, lo que ayuda a nuestro cuerpo a asimilar mejor los alimentos y con ello, a facilitar la digestión. Esta no es la única ventaja procedente de la oxigenación; también gracias a este proceso eliminamos mejor las toxinas del cuerpo lo que nos ayuda a desarrollar la capacidad de evitar enfermedades y mejora el estado del sistema nervioso, lo cual tiene consecuencias tanto físicas como mentales, de las cuales hablaremos posteriormente.

Los ejercicios de respiración profunda ayudan a aumentar la flexibilidad en nuestros músculos y órganos internos como los pulmones,  logramos una mayor capacidad pulmonar. Favorece la relajación mental, corporal y combate el envejecimiento de la piel. Además, “masajea” los órganos abdominales y el corazón, reduciendo la carga de este último y fortaleciéndolo.  También ayuda a tonificar nuestros músculos y moldear nuestra figura; es una práctica herramienta de control y pérdida de peso ya que el suministro adicional de oxígeno ayuda a quemar grasas.

En general, es una medicina preventiva en muchos estudios que han revelado encontrar una mejoría en enfermedades como el asma, la fatiga crónica la arteriosclerosis o la artritis.

Como has  podido comprobar, son muchos los beneficios físicos pero el número de ventajas psicológicas o espirituales no se queda atrás. Incremento de concentración y de las capacidades intelectuales, desarrollo del proceso cognitivo de toma de decisiones y  disminución de tendencias agresivas o de rabia son algunos de los beneficios mentales que obtenemos con la práctica habitual de este deporte de “nueva creación” en nuestro mundo occidental. Debido a la normalización de la función cerebral, el yoga ayuda a combatir el estrés, la depresión y controlar la ansiedad; encontramos un estado de ánimo repleto de positividad gracias a  la  aceptación de nuestro ser y armonía entre nuestro cuerpo y mente. Por último y no menos importante, el yoga nos ayuda a conciliar antes el sueño y descansar mejor.

Desde Interdomicilio te animamos a la práctica de deporte de forma habitual, siempre adaptado a tus condiciones y necesidades. Las ventajas de practicar yoga o cualquier otra actividad deportiva son múltiples; sentirnos activos y bien con nosotros mismos es fundamental para nuestro cuerpo y mente.

Contactar

No Comments

Post A Comment

quince + 15 =