Adecuada higiene bucal en los niños: Cómo conseguirlo

limpieza-pisos-boadilla

Adecuada higiene bucal en los niños: Cómo conseguirlo

El cuidado de la salud bucodental es imprescindible desde los primeros meses de vida del pequeño. Por ello es fundamental que los niños incluyan este habito en su rutina diaria desde pequeños, además deben hacerlo de la forma correcta y poco a poco irán adquiriendo independencia. Lo más adecuado para él es un cepillo pequeño, con cerdas suaves y con una pequeña cantidad de pasta dental (aproximadamente del tamaño de un gramo de arroz), si es posible con un poco de flúor, ya que evita las caries al fortalecer el esmalte y hacerlo más resistente a los ácidos y bacterias. Debes cambiar el cepillo en cuanto veas que las cerdas están desgastadas y aplastadas.

Ten en cuenta que lo más probable es que hasta los 7 años de edad no podrá hacerlo de manera independiente, mientras tanto, has de ser tú mismo el que le ayude. Además de enseñarle a cepillarse los dientes de la manera correcta y de manera diaria, es recomendable llevar al pequeño al dentista dentro de los 6 meses posteriores a la aparición del primer diente o al cumplir su primer año de vida. En este artículo te mostramos unos sencillos pasos para lograr que el niño aprenda la importancia de cepillarse los dientes después de cada comida.

  • Empezar desde bebés: Hay que usar un paño suave humedecido o un cepillo especial para bebés, empezando a utilizar el dentífrico solo a partir de los dos años de edad. Hasta los siete años no alcanzará la autonomía para cepillarse los dientes por si mismo, por lo que debes ayudarlo, ya que el hacerlo de la manera incorrecta pude afectar negativamente a la salud de su boca. Repasa su trabajo para comprobar que lo ha hecho de la manera correcta y asegurarte de que no quedan restos de comida.
  • Sé un buen ejemplo: A los pequeños les encanta hacer cosas de mayores, así que podemos recordarles que lavarse los dientes es una labor de adultos, y él, que ya lo es puede empezar a usar este artilugio. Cuando los pequeños observan a los tutores cepillarse los dientes tienen el deseo de imitarlos.
  • Juegos e historias: Cepillarse los dientes puede resultar una tarea aburrida para los pequeños y los cuentos y juegos son una buena herramienta para motivarlos. Cuéntales historias y cuentos en las que los personajes principales sufran las consecuencias de no lavarse los dientes o que se cepillan diariamente los dientes y lucen una radiante sonrisa.
  • Cepillo y dentífrico adecuado: utiliza el tamaño y la forma apropiada para la boca del niño, además, si tienen formas y colores divertidos aumentará su interés por esta tarea. Lo mismo ocurre con el dentífrico, utiliza los que tengas sus personajes favoridos de dibujos, además no debe ser abrasivo y debe ser de sabores afrutadas para que les resulte más agradable.
  • Comidas a evitar: Hay ciertas comidas que contribuyen a la aparición de caries, como los alimentos dulces y las comidas con alto contenido en almidón, como galletas saladas, pasta y pan. Por ellos es recomendable darle estos alimentos durante las comidas, ya que si se los das como aperitivos, duraran más tiempo en sus dientes y aumentará la posibilidad de que aparezcan caries.
No Comments

Post A Comment

20 − 7 =